Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Marbella dos plantaciones de marihuana en sendas viviendas de la localidad, en las que han intervenido 596 plantas de cannabis sativa en distintas fases de crecimiento y floración. En el transcurso del operativo han sido detenidos dos hombres y una mujer, de nacionalidad cubana e italiana, por su presunta participación en un delito contra la salud pública.

El desmantelamiento de estas plantaciones de marihuana ha tenido lugar con ocasión de sendas denuncias interpuestas por desavenencias entre un suegro y su yerno, de un lado, y entre un arrendador y su inquilino, por otro, según han informado desde la Comisaría provincial a través de un comunicado.

En uno de los casos, agentes de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Comisaría de Marbella practicaban una diligencia de comprobación en el domicilio de un denunciado por discrepancias familiares cuando descubrieron una plantación de marihuana en el sótano. Con el mandamiento de entrada y registro, los agentes desmantelaron el cultivo y detuvieron al sospechoso.

El otro operativo tuvo su origen en relación con los problemas de impago de un inquilino hacia su arrendador. La vivienda alquilada presentaba alterado el exterior, ya que habían tapiado las ventanas y originado daños, levantando las sospechas del propietario. Las pesquisas practicadas vinieron a confirmar la existencia de otra plantación de marihuana.

Con motivo de estas actuaciones, los agentes han logrado desmantelar estos cultivos y detener a sus responsables, incautando 596 plantas de marihuana y 203 gramos de hachís, e interviniendo siete teléfonos móviles, dos balanzas de precisión, una caja fuerte, así como el aparataje necesario para la instalación de estas plantaciones --transformadores, paneles reflectantes, ventiladores, bombillas, lámparas halógenas, entre otros efectos--.