Los medios de emergencias municipales de Marbella llevaron a cabo ayer un simulacro con el objetivo de ofrecer una coordinación perfecta de cara a la temporada estival y reducir el tiempo de respuesta en caso de que se produzca un incendio forestal este verano en el municipio.

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, estuvo presente en el ejercicio, desarrollado en la urbanización Altos de Los Monteros y en el que participaron cerca de 40 efectivos, y subrayó la relevancia de «reforzar siempre la conexión entre los diferentes servicios de urgencia para mejorar su reacción», así como la importancia de utilizar la aplicación SOS Emergencias para «incrementar la efectividad de las actuaciones y geolocalizar de forma inmediata el posible fuego».

«Ha sido una primavera lluviosa, un hecho que, unido a las altas temperaturas previstas para el periodo estival, aumentará el riesgo de incendios en el municipio», apuntó Muñoz, que estuvo acompañada por el jefe de Bomberos, Medardo Tudela, el concejal de Seguridad Ciudadana, José Eduardo Díaz, y el jefe de Policía Local, Javier Martín, entre otros.

Además, precisó que la ciudad «cuenta con un área montañosa importante y con muchas urbanizaciones en entorno forestal, de ahí que sea necesario este tipo de ejercicios para coordinarnos de forma eficiente y que el tiempo de respuesta sea el menor posible, lo que se consigue si todos los efectivos participantes saben lo que tienen que hacer».

Muñoz destacó que «disponemos de grandes efectivos en el Plan contra incendios forestales, coordinados entre sí como los cuerpos de Bomberos, Policía Local y delegaciones como Limpieza y Medio Ambiente.