El cierre de Concordia Antisida deja desasistidos a 100 usuarios

El colectivo cesa su actividad ante la falta de apoyo institucional en plena crisis económica

María Luisa de Prusia, en un acto de Concordia Antisida.

María Luisa de Prusia, en un acto de Concordia Antisida. / marcel vidal. marbella

Marcel Vidal

El cierre mañana de la Asociación Concordia Antisida dejará en la incertidumbre a más de cien usuarios y sus familias que se benefician de los servicios de un colectivo que abrió sus puertas en 1994 ante las peticiones de personas afectadas por el VIH.

La caída de las aportaciones económicas por la crisis que ha provocado la pandemia del coronavirus y la cancelación de los actos benéficos con los que recaudaba fondos obligan a la asociación que preside la princesa María Luisa de Prusia, prima de la reina Sofía, a cesar su actividad y cerrar sus instalaciones, ubicadas en San Pedro Alcántara, en plena crisis social.

«La presidenta de la asociación teme por el abandono que van a sufrir las más de cien personas que en la actualidad estaban siendo beneficiadas de la ayuda de Concordia Antisida», señala el colectivo.

«Es una pena haber llegado a esta situación, tanto para la junta directiva como para sus empleados y todos los que formamos la familia Concordia y que llevamos trabajando desde hace 27 años en toda la Costa del Sol, especialmente en Marbella y Estepona», agrega.

La presidenta asegura que se ha visto obligada a adoptar la decisión ante la falta de recursos económicos y de apoyo de «algunas instituciones».

«Nos encontramos sin recursos económicos para seguir ayudando a las personas con VIH/SIDA y a las personas sin hogar y sin familias de Marbella y San Pedro que acudían a nuestras instalaciones y a las que ofrecíamos asistencia de toda índole», añade.