Sólo el 40 por ciento de las 2.400 pequeñas y medianas empresas de Marbella que han pedido las ayudas directas del Ayuntamiento contra el coronavirus cumple los requisitos y ha presentado la documentación de forma correcta tras el proceso de validación de solicitudes por parte de los técnicos municipales.

El 30 por ciento de las pymes que concurren a las ayudas han aportado documentación que contiene errores subsanables, como no presentar una declaración responsable de haber tenido en 2020 una minoración de las ventas del 30 por ciento respecto a 2019 o la ausencia de la declaración censal del municipio. Las empresas que se encuentran en este grupo disponen hasta el próximo martes para presentar la documentación correcta.

El otro 30 por ciento de las empresas queda descartado al no estar dadas de alta o constituidas a fecha de 14 de marzo de 2020 o tener el domicilio fiscal fuera del municipio.

El equipo de Gobierno calcula que las pymes podrían empezar a recibir las ayudas, anunciadas por la alcaldesa, Ángeles Muñoz, en abril de 2020, a finales de junio, según señaló ayer el delegado de Fomento Económico, Cristóbal Garre.

«Estas subvenciones buscan apoyar al tejido productivo de la ciudad afectado por la pandemia», señaló.

Las ayudas cuentan con una partida de 3,5 millones de euros que el Ayuntamiento distribuirá en cuantías de 2.000 a las empresas con menos de cinco empleados; y de 3.000 para aquellas que tengan una plantilla con entre 6 y 50 trabajadores.