El Ayuntamiento de Marbella ejecuta obras para mejorar la seguridad peatonal en el entorno de arroyo Caballeros, que discurre por uno de los accesos más transitados entre el Palacio de Ferias y Congresos Adolfo Suárez y la playa de Casablanca.

Las obras tienen un plazo de ejecución de un mes y un presupuesto de 48.000 euros.

Las actuaciones se desarrollarán sobre una superficie de unos 500 metros cuadrados y 135 lineales de la vía por la que discurre el arroyo, cuyo único elemento de separación con el acerado es una masa vegetal.

El proyecto contempla la instalación de 36 metros lineales de barandilla para separar el acerado del cauce del canal, de un metro de profundidad respecto al nivel de la vía.

También se realizarán labores de desbroce y limpieza en la zona de actuación, demolición y estabilización del acerado, la separación de las aguas pluviales y fecales de la zona para evitar el colapso de los imbornales y la reparación del cauce del arroyo en las zonas en peor estado.

«El arroyo discurre en superficie, pero no tiene medidas de seguridad fijas», señala el edil de Obras, Diego López.