La firma de trasplante capilar Insparya, de cuyo accionariado participa el jugador de fútbol Cristiano Ronaldo, abrirá en Marbella su segunda clínica en España y la de mayores dimensiones de las que dispone el grupo médico.

El local, que entrará en funcionamiento en agosto, es un recinto de 4.000 metros cuadrados de superficie ubicado en la urbanización Lomas del Río Verde, en plena Milla de Oro de Marbella.

La clínica dispondrá de 15 quirófanos premium, cada uno con sala de descanso y televisiones inteligentes; salas de tratamiento; consultas; y despachos médicos; y una plantilla formada por cien personas entre los que figuran médicos y enfermeros. Entre sus servicios destaca un tratamiento con un láser que han desarrollado ingenieros de la NASA.

«Insparya es un proyecto único e innovador con la misma visión que tengo yo sobre la dedicación, determinación, ambición y superación. El empeño, el conocimiento y la experiencia del grupo Insparya es una garantía para las mejores soluciones en el cabello y el cuero cabelludo, producidas a partir de la mejor investigación y de la aplicación de la más reciente tecnología», destaca Ronaldo.

La firma de tratamiento capilar abrió en Madrid el pasado año su primera clínica, con 18 quirófanos y en la actualidad cuenta con centros en, además de Marbella, Lisboa, Algarve, Braga y dos en Oporto -ciudades del país natal del futbolista, Portugal- tras la entrada de Ronaldo en el accionariado de Insparya y la reciente absorción de las clínicas Saúde Viável.

El grupo cuenta así con clínicas ubicadas en edificios icónicos que suman 65 quirófanos y un equipo de más de 300 personas.

Insparya tiene previsto abrir otro centro en España en el último trimestre de 2021 y, a finales de año, implantarse en Italia -país en el que el jugador luso desarrolla su carrera deportiva en la actualidad- con la apertura de una clínica en Milán.

«Italia es un mercado muy importante para nosotros, ya que los italianos son personas preocupadas por su imagen y su salud. Además, Italia es una ubicación estratégica porque está cerca de países en los que queremos conquistar mercado», señala el CEO del grupo capilar portugués, Paulo Ramos.

La intención del grupo médico capilar es tener presencia en los próximos tres años en las grandes capitales de Francia, Bélgica o Alemania, aperturas para las que cuenta con 25 millones de euros; y culminar su expansión en 2027 con diez clínicas internacionales que facturen unos cien millones de euros.

La firma ha acometido también un cambio de imagen y una campaña de publicidad en los que ha invertido unos cinco millones de euros.