La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, y los partidos políticos con representación municipal convirtieron ayer el pleno sobre el estado del municipio, que se celebra una vez al año, en un debate en el que se cruzaron reproches sobre gestiones pasadas y críticas acerca de proyectos prometidos o inversiones nunca ejecutadas.

PP, PSOE y OSP, que siguen ejerciendo o han desempeñado responsabilidades de gobierno al frente del Ayuntamiento y de la Junta de Andalucía en los últimos seis años, pasaron de puntillas sobre los problemas más acuciantes para el municipio, como el crecimiento de la tasa de incidencia del coronavirus durante las últimas semanas -ayer subió 15 puntos y se situó en 236, el nivel más alto en más de tres meses-; el acceso a la vivienda, o el desempleo tras más de un año de crisis económica, y transformaron el pleno en un debate sobre el estado de cada partido político a dos años de las próximas elecciones locales.

Cada formación política hizo una defensa acérrima de la gestión que ha realizado y dejó poco espacio para la crítica y el diálogo.

«A nadie le puede extrañar que aprobemos la gestión que ha realizado en este último año este equipo de gobierno y la dirección política que ha desempeñado la alcaldesa. Es lógico. Es nuestra gestión», sintetizó el portavoz del PP, Félix Romero, que calificó con un «sobresaliente» la acción del Consistorio en el último ejercicio.

Para Romero, «la verdad es que ningún otro gobierno podría haber adoptado medidas más allá de las que nosotros hemos adoptado. Si aquí gobernase un tripartito, dudo mucho que hubiese tenido el conocimiento y la capacidad para adoptar todas las medidas que hemos implementado», agregó el portavoz en referencia al Ejecutivo local que integraron PSOE, OSP e IU entre los años 2015 y 2017.

El portavoz del PSOE, José Bernal, recordó que Muñoz prometió semanas antes de las elecciones locales de 2011 construir un auditorio con capacidad para 45.000 personas en la zona costera de El Pinillo; anunció la construcción de la residencia pública de mayores, cuya primera piedra llegó a colocar la regidora en 2009; un recinto ferial permanente; un parque acuático; o una noria de grandes dimensiones en el bulevar de San Pedro, presentada hace un año. «Esta es su gestión en los últimos años», apuntó Bernal.

El edil socialista destacó que con el PSOE al frente del Ayuntamiento y la Junta se puso en marcha la obra del centro de salud de San Pedro, la tramitación de dos institutos en el municipio o el rescate de las actuaciones de ampliación del Hospital Costa del Sol, bloqueadas por la alcaldesa en octubre 2010 para confrontar con el Gobierno regional, apuntó Bernal.

Los proyectos de OSP

El concejal de OSP, Manuel Osorio, delegado de Hacienda con los gobiernos locales de PSOE y PP entre 2015 y 2019, destacó que el Ejecutivo local «trabaja en San Pedro a rebufo de lo que hicimos nosotros durante cuatro años. Los proyectos a los que el PP alude son los que tenía OSP», apuntó el edil de la formación que gestionó la Tenencia de Alcaldía de San Pedro entre 2015 y 2019.

La edil de Ciudadanos, María García, inició su intervención destacando las mociones de la formación naranja aprobadas por la Corporación municipal, ya que su partido es la primera vez que tiene representación municipal y nunca ha tenido responsabilidades de gobierno.