La trayectoria profesional del doctor Andrés Manuel Sánchez Cantos terminó el jueves con un acto de jubilación en el salón del Hospital Costa del Sol, donde ha estado  al frente del Servicio de Aparato Digestivo durante 28 años. Este acto ha servido como reconocimiento a sus años de servicio.

Formó parte del Hospital Costa del Sol desde su inauguración, en 1993, hasta esta semana. Durante esos cerca de 30 años de trabajo ha logrado que el Servicio de Aparato Digestivo, en el que ha estado al frente, se haya convertido en una de las unidades referentes del centro hospitalario y que sea pionero en muchas técnicas de diagnóstico y terapéuticas.

También participó en la constitución de la Asociación Española Contra el Cáncer de Marbella o a divulgar los beneficios de la dieta mediterránea a través de la Academia Gastronómica.

Rodeado de personalidades y compañeros del hospital y de otros centros sanitarios, durante el homenaje se hizo un recorrido por su trayectoria profesional y su faceta humana. «Además de un reconocido especialista, es una gran persona. Le vamos a echar mucho de menos, aunque la Agencia Sanitaria Costa del Sol siempre será su casa, pues ha ayudado a construirla», destacó el ente costasoleño a través de las redes sociales.

«Me jubilo del hospital, no me muero. Siempre estaré a vuestra disposición. Cuando os haga falta, ahí estaré siempre», señaló en el acto de homenaje el doctor marbellí que estudió la carrera de Medicina en Granada y cuyas primera aproximación al ámbito de la medicina fue a través de uno de sus abuelos, que administraba inyecciones y extraía piezas dentales a pesar de su profesión de barbero.

Se marcha «un médico de la vieja escuela», destaca la gerente del hospital, Luisa Lorenzo. «Un médico de esos que no necesitan encender el ordenador para recordar un diagnóstico, una evolución o un pronóstico. Lleva los casos clínicos en la cabeza, con nombre y apellidos», apunta.

Lorenzo destaca «su inquietud por la formación y su actualización continua». «Ha sido capaz de traer a los mejores especialistas del mundo para que compartan sus experiencias con nuestros digestólogos», añade.

Para la gerente del Hospital Costa del Sol, el médico marbellí «tenía como propósito situar al Servicio de Digestivo como servicio estrella y, con su trabajo, ha conseguido que seamos pioneros y referentes en muchas técnicas diagnósticas y terapéuticas».

Sánchez Cantos, que recibió la Medalla de la Ciudad de Marbella en 2016, fue jefe clínico del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria, en Málaga, hasta 1993; presidente de la Sociedad Andaluza de Patología Digestiva; miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Patología Digestiva; y miembro de la American Gastroenterological Association, responsabilidades desde las que promovió la celebración de congresos médicos internacionales en la ciudad.

Cuenta también con las medallas de oro del Voluntariado de la Asociación Española Contra el Cáncer, de la Sociedad Andaluza de Patología Digestiva y de la Sociedad Española de Patología Digestiva. Y contará también con una calle con su nombre en Marbella, según anunció la alcaldesa, Ángeles Muñoz, en el acto de reconocimiento.

La regidora destaca la «profesionalidad y humanidad de una persona muy querida, que además es Medalla de la Ciudad».

«Sánchez Cantos es una eminencia en su campo que ha dejado huella por donde ha pasado y que su currículum, repleto de distinciones, demuestra esfuerzo y tesón», añade.

Asegura que, con su labor, el médico local ha contribuido a cumplir «su ilusión de que Marbella tuviera un hospital de prestigio». «Se trata de una jubilación a medias porque aún le quedan muchas cosas por hacer», añade la regidora.

El concejal socialista José Bernal califica a Sánchez Cantos como un «referente en la medicina y un marbellero querido por todos».

«Me honro, al igual que mi familia, de su amistad y la de los suyos», agrega el edil de la formación socialista.