El director general de Planificación y Recursos Hídricos de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta, Fernando Delgado, expresó ayer, durante su intervención en los Cursos de Verano de la UMA en Marbella, su confianza en que en 2027 las infraestructuras de depuración fundamentales de Andalucía estén en funcionamiento para cumplir con el objetivo de vertido cero.

Delgado, que participó en el seminario ‘Urbanismo y Aguas’, destacó los casos de Coín, ya resuelto tras la entrada en funcionamiento de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) del Bajo Guadalhorce; la depuradora de Nerja, que depende del Estado y que ha retomado las obras; y el EDAR Málaga Norte, que se encuentra en proceso de licitación.

«Nos hemos centrado en aquellos casos que se encontraban sometidos a procesos sancionadores», señaló Delgado.

El director general de Planificación y Recursos Hídricos destacó que la Junta «ha apostado por la depuración y ha puesto en marcha alrededor de 300 actuaciones declaradas de interés autonómico que se encuentran en distintas fases, proyecto, licitación o ejecución para dar solución a este problema fundamental de Andalucía».

Delgado señaló que la Junta recauda 140 millones de euros al año a través del canon del agua, en vigor desde 2010, cuantía que invierte en la ejecución de obras declaradas de interés autonómico de depuración y, recientemente, también de abastecimiento.

«El ritmo de inversión no era el adecuado y la ciudadanía ha tenido la sensación de que no se estaba cumpliendo con el objetivo. En estos dos últimos años se han movilizado casi 500 millones de euros de ese canon y se van a ver beneficiados alrededor de 550 municipios de Andalucía», agregó el director general.

Durante su intervención en los seminarios que la UMA organiza hasta mañana en Marbella, Delgado realizó una valoración de la situación hidrológica del transcurso del año. En este sentido, aseguró que «se vive un verano duro en cuanto a la escasez de precipitaciones». «En este momento sólo existen restricciones en La Viñuela (el pantano ubicado en el termino municipal de la localidad malagueña del mismo nombre) y en la zona de Barbate (en Cádiz), donde los comités de gestión han pactado con los usuarios una reducción del 25 por ciento y en el resto de sistemas de explotación de embalses se va a garantizar la demanda», explicó.

El director general de Planificación y Recursos Hídricos de la Consejería andaluza de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible reconoció que «es necesario que cambie la situación pluviométrica de cara al futuro» en la comunidad autónoma.