La Audiencia de Málaga ha confirmado la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 7 de Marbella en la que se condena a un odontólogo a indemnizar a una paciente con la cantidad de 72.266 euros por deficiente tratamiento.

Según han informado desde la asociación 'El Defensor del Paciente', cuyos servicios jurídicos han llevado el caso a través del letrado Francisco Damián Vázquez, la mujer acudió a una clínica de Marbella para la colocación de diez implantes dentales, dos elevaciones de seno maxilar externo y una prótesis implanto soportada, desde 2010 en varios años sucesivos.

Fue atendida por el odontólogo ahora condenado que, según indican en un comunicado, "no cumplió con la colocación de todos los implantes presupuestados y pagados por la paciente y le colocó una prótesis removible". Además, le indicó que se cambiara de clínica y que le seguiría atendiendo en otra de su propiedad, con explantación de los implantes y curetaje.

Todo esto causó "numerosos problemas y sufrimiento" a la paciente, que pasó "por un calvario en todo el tratamiento odontológico", según indicaba el abogado Damián Vázquez en su demanda, con procesos infecciosos y caídas de implantes. Además, han señalado que se trata de "una de las condenas con indemnización más altas concedidas en casos de negligencia médica odontológicas".

Así, la Audiencia confirma la relación de causalidad y estima los argumentos del letrado, rechazando íntegramente el recurso de apelación del odontólogo, al considerar acreditado "todas las molestias, secuelas", sufrimiento, caídas de implantes, falta de seguimiento adecuado, dolor insoportable, dificultad para comer, problemas oclusión mandíbula, infecciones, caída de implantes, etcétera.

Todo ello "en perjuicio de la paciente, por un tratamiento odontológico que ha resultado completamente fallido, causándole secuelas físicas y psicológicas, además de haber pagado por el tratamiento la cantidad de 18.140 euros que la sentencia obliga a devolverle también".

Se desestima, igualmente, la petición del odontólogo, en relación con una supuesta prescripción de la acción, al existir una yuxtaposición de responsabilidades contractuales y extracontractuales, y prevalece el derecho a indemnización a la víctima.

También se desestima, han apuntado desde la asociación, la excepción de legitimación pasiva, "considerando que el odontólogo es plenamente responsable de dicho deficiente tratamiento odontológico y que, además, cobro y emitió facturas en su beneficio, por lo que resulta responsable".

El abogado Francisco Damián Vázquez también solicitó que se reconociera que el consentimiento informado no era correcto para ese tratamiento, y la falta de control adecuado después de colocar una prótesis sobre implantes, ocasionándole a esta paciente "problemas en la oclusión y mordida boca, al no estar bien ajustados, con demora añadida en la realización del tratamiento, todo ello en perjuicio de la demandante, infringiéndose la buena praxis médica odontológica".

El abogado también criticó la dejadez y falta de seguimiento en el tratamiento odontológico por parte del doctor, pues una vez que los implantes se iban cayendo "el odontólogo pudo reintervenir a la paciente, y no lo hizo, y cuando empezó a perder implantes no se le dio ninguna alternativa de tratamiento y se la dejó abandonada en la situación que actualmente tiene en la boca, con solo dos implantes sujetando una prótesis removible, lo que ha supuesto una afectación muy importante en su vida cotidiana".

La Sala confirma la indemnización por alteración de la oclusión, síndrome depresivo, perjuicio estético, incapacidad temporal, y gastos médicos en la cantidad total de 72.266 euros y le condena "por no realizar un seguimiento adecuado del tratamiento odontológico a la paciente".

Desde 'El Defensor del Paciente' han informado de que las reclamaciones por deficiente tratamiento odontológico "son una de las mayores causas de quejas actuales derivadas de negligencias médicas, incluso con casos colectivos de cierre de clínicas, debiendo contar las clínicas y odontólogos con seguros de responsabilidad civil, y debiendo proporcionar siempre el historial médico completo a petición de los pacientes".