El concejal de Seguridad Ciudadana de Marbella, José Eduardo Díaz, ha expresado este martes su confianza en que los atropellos que sufrieron el lunes diferentes personas que se encontraban en la terraza de un bar en una céntrica calle del municipio después de que un vehículo invadiera la acera, "se queden en un mal recuerdo" y que "pronto tengamos esclarecidos los hechos".

En declaraciones a Europa Press, el concejal ha subrayado que "la normalidad en una de nuestras calles comerciales, más céntricas y más populares se recobró a las pocas horas" del suceso.

"Marbella, en el día de ayer, sufrió un desgraciado accidente. En una de nuestras calles más céntricas, Miguel Cano, un vehículo perdió el control por motivos que investigan la Policía Nacional y Local" y arrolló a diferentes personas, once de las cuales tuvieron que ser ingresadas en el Hospital Costa del Sol con heridas de diferente consideración.

"Podemos decir con satisfacción que han evolucionado de forma favorable. Muchos de ellos tuvieron heridas leves o con ataque de pánico. Hay un afectado en observación", ha indicado.

Además, ha apuntado que el conductor del vehículo es un varón de 30 años que, en el momento de los atropellos, iba acompañado de familiares en el interior del coche, que ha dado negativo en las pruebas de alcoholemia y de drogas y que se encuentra detenido y sometido a investigación.

"Tenemos que felicitar a los vecinos, comerciantes y servicios de emergencia por la rápida ayuda y respuesta para abrir las puertas y atender a los heridos", ha agregado el concejal.

Los hechos sucedieron sobre las 15.25 horas del lunes, cuando el Servicio de Emergencias 112 Andalucía recibió la primera de la decena de llamadas en las que los alertantes informaban de que un coche había colisionado con la terraza de un bar en la avenida Miguel Cano y habría atropellado a varias personas.

En ese momento, se dio aviso a la Policía Local, Nacional y servicios sanitarios, que desplazaron a la zona varias unidades de urgencia del SAS y una UVI del 061, para los traslados hospitalarios, además de que también varias personas han sido atendidas en el mismo lugar. Desde el primer momento la Policía Nacional descartó la etiología terrorista como causa de lo ocurrido.