La Policía Nacional investiga las circunstancias en las que murió ayer un joven sueco en una piscina de Marbella. El suceso, adelantado por La Opinión, se produjo sobre las 17.45 horas en una vivienda de la zona residencial de Río Real, hora en la que el servicio de emergencias 112 recibió el primer aviso. Los servicios sanitarios que se trasladaron hasta el lugar no pudieron hacer nada por la vida del hombre, de 26 años y que se encontraba de vacaciones en la Costa del Sol.

Fuentes policiales han explicado hoy que la investigación está pendiente de la autopsia para el total esclarecimiento de los hechos que apunta a un accidente. Según las primeras pesquisas, el joven se hallaba reunido junto a otras personas en una villa de cuando se lanzó a la piscina y se golpeó fuertemente la cabeza, quedando inconsciente en el agua. Pese a que las personas que le acompañaban trataron de reanimarle, y posteriormente los servicios sanitarios, estos sólo pudieron confirmar el fallecimiento del joven.