El Ayuntamiento de Marbella pondrá en marcha un programa de formación remunerado que contará con 90 cursos para mejorar la empleabilidad de 1.350 vecinos empadronados que se encuentren en situación de desempleo.

Los beneficiarios del Programa Marbella Integra, que podrán acceder a los cursos de forma gratuita, percibirán entre 250 y 300 euros al mes durante el periodo de formación.

La iniciativa cuenta con una partida presupuestaria de cerca de diez millones de euros, de los que el 80 por ciento es dinero comunitario procedente del Fondo Social Europeo. El resto de la cuantía la aportará el Ayuntamiento a través de fondos procedentes de los presupuestos municipales.

El Consistorio abrirá mañana, tras la previsible publicación hoy de las bases de la iniciativa en el Boletín Provincial de la Provincia de Málaga, el plazo de inscripción.

Los cursos tendrán una duración de entre cuatro y siete meses, se iniciarán en septiembre y abordarán especialidades como los servicios de restaurantes; cocina; dinamización de actividades de tiempo libre educativo infantil y juvenil; procesos grupales, técnicas y recursos de animación en actividades de tiempo libre; o gestión de pisos y limpieza de alojamientos.

Los cursos de formación los impartirán empresas homologadas, la mayor parte de ellas ubicadas en la localidad.

El objetivo de los talleres es mejorar la formación, la empleabilidad y las competencias profesionales de los vecinos en situación o en riesgo de exclusión social y mejorar la cualificación de los beneficiarios de la iniciativa a través de la realización de prácticas profesionales.

«Los cursos permitirán a los participantes una formación de calidad, remunerada y adaptadas a las demandas del mercado laboral», aseguró ayer la alcaldesa, Ángeles Muñoz, que presentó el programa en el Vivero de Empresa de Marbella junto al delegado de Fomento Económico y Pymes, Cristóbal Garre.

«La mejora de la empleabilidad de los vecinos siempre ha sido una de nuestras prioridades y, en este sentido, hemos avanzado en este propósito con iniciativas como los fondos Edusi o el propio plan municipal», agregó la regidora.

«El propósito es que los beneficiarios adquieran las competencias necesarias para enfrentarse a los problemas reales de una determinada ocupación y que puedan mejorar su inserción laboral», apuntó el delegado de Fomento Económico.

Marbella cuenta con más de 13.000 parados tras un año y medio de la crisis económica que ha provocado la pandemia del coronavirus.