La Hermandad del Nazareno de Marbella tiene previsto organizar diferentes actos entre septiembre y octubre para conmemorar el 75 aniversario de la primera salida procesional en la ciudad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y el 25 de la bendición de la Virgen del Mayor Dolor.

Entre los actos, cuyo desarrollo estarán sujetos a la situación sanitaria provocada por el Covid, destacarán un pregón que pronunciará Pedro Narváez Martín, muy vinculado con el mundo cofrade, y, en octubre, una salida procesional extraordinaria.

La primera cita prevista será una misa que se celebrará el 15 de septiembre en la Casa Hermandad del colectivo y en la que se dedicarán a la Virgen las escalinatas que unen la avenida Nuestro Padre Jesús Nazareno con la plaza del Santo Sepulcro.

También en septiembre está previsto un acto de hermanamiento con la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Álora, que procesionó al Sagrado Titular hasta 1945, año después del cual se trasladó a Marbella.

También se le ofrecerá una nueva túnica a Jesús Nazareno costeada con donativos aportados por los vecinos y una saya de color blanco para la Virgen.

«Celebrar el 75 aniversario demuestra que el arraigo de Jesús Nazareno con los vecinos de Marbella sobrevive a varias generaciones. Es una prueba de madurez de que esta devoción está entroncada con el sentido de un pueblo», señaló ayer el hermano mayor, Juan Pedro Pérez Duarte.

Para el pregonero, Pedro Narváez Martín, «lo único que le pido al Nazareno es fuerza para demostrar con cariño y amor lo que sentimos hacia el Señor de Marbella».