OSP pedirá en el pleno de julio, que la Corporación municipal celebra este viernes, la instalación de cámaras de videovigilancia en diferentes calles y avenidas de San Pedro Alcántara después de que el núcleo de población quedara excluido de la segunda fase del proyecto.

El concejal de OSP, Manuel Osorio, destacó la situación de la plaza de La Libertad, cuyos vecinos, señala, «no conciben que calles del núcleo del núcleo de Marbella tengan más incidencias en seguridad ciudadana». «Los vecinos nos manifiestan que son testigos casi todos los fines de semana de peleas y reyertas. Quizá no esté en la estadística porque muchas veces desisten de llamar a los cuerpos de seguridad del Estado o Policía Local por la tardanza en acudir o, en muchas ocasiones, porque no acuden», agrega el concejal.

El edil pedirá al equipo de Gobierno que modifique el expediente del proyecto para que incluya las calles Córdoba, Lagasca y Marqués del Duero; las avenidas del Mediterráneo y de la Constitución; y las plazas de las Libertad y de la Iglesia. De ser rechazadas, la formación sampedreña solicitará al Gobierno local que el Ayuntamiento no instale las cámaras previstas para Marbella que cuentan con la aprobación del Gobierno central. 

La segunda fase del proyecto de instalación de las videocámaras cuenta con una inversión de 1,6 millones de euros para la instalación en Marbella de 29 dispositivos de vigilancia y otras 19 para conocer el estado del tráfico. 

La primera fase del proyecto contó con las instalación de 85 cámaras, ninguna de ellas en San Pedro.