Un empresario catalán, Raúl Castañeda, ha dejado en un restaurante de Marbella más de 4.000 euros de propina para los camareros del establecimiento y que hace tres semanas recibieron las críticas de un cliente tras pedirle a éste que dejase propina después de cenar en el propio local.

Castañeda tuvo conocimiento en días pasados de la queja que planteó en las redes sociales un cliente que viralizó la cuenta del local y que se quejaba de que le habían pedido propina a pesar de gastar en la cena cerca de 4.100 euros, de los que 372 correspondían al servicio de mesa, según ha explicado el empresario catalán a Efe.

Castañeda tuvo conocimiento de la queja divulgada a través de las redes sociales y, junto a otras seis personas, reservó la misma mesa, la número 17, para cenar.

Cuando llegó el momento de pagar la comida, celebrada el 22 de agosto, pidió que incluyesen en la cuenta el mismo importe de la factura del cliente que se quejó en su día, por lo que dejó 4.098 euros extra y la cuenta ascendió a cerca de 8.200 euros.

Además, Castañeda se desplazó de forma expresa desde Barcelona a Málaga «para tener ese detalle con los camareros». «Teniendo en cuenta que el establecimiento tiene unos 15 camareros, cada uno se llevó a su casa esa noche, sólo de una mesa, 270 euros extra», explica el empresario catalán.

En su perfil de Instagram, Castañeda ha escrito, en alusión al cliente que se quejó, «el mismo importe que presumiste en pagar una comida, yo lo hago dejándolo de propina a los mismos camareros con los que te cabreaste. Por cierto, muy buen servicio».

Importante subida de turistas

Marbella registró en julio el mayor número de visitantes nacionales de los últimos doce años, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

La ciudad cerró el pasado mes con 79.152 turistas alojados en establecimientos de Marbella, de los que 34.100 eran españoles y 45.052, extranjeros.

Por su parte, la llegada de viajeros foráneos creció en julio un 130 por ciento respecto al mismo mes del año pasado, marcado por la pandemia del Covid y la caída de la llegada de turistas por las limitaciones a la movilidad.

Durante el mes pasado, predominaron los visitantes procedentes de Francia y de los Países Bajos, mientras que los viajeros alemanes tuvieron un incremento «importante» y los británicos «ofrecen una recuperación más lenta», según el Ayuntamiento.