El Ayuntamiento de Marbella anunció ayer que el servicio de comedor en el colegio Gil Muñiz entrará en funcionamiento la próxima semana y, a finales del trimestre, en El Carmen. Se trata de los dos únicos colegios del municipio que carecen de esta prestación.

«La prioridad del Consistorio, en colaboración con la Junta de Andalucía, es que todos los centros cuenten con comedor escolar», señaló la alcaldesa, Ángeles Muñoz.

El Ayuntamiento destinará este año cerca de 1,5 millones de euros al mantenimiento de colegios y «obras extraordinarias» en distintos centros educativos de la ciudad.

Entre las actuaciones se encuentra la mejora en dos cubiertas del colegio José Banús, en Nueva Andalucía, y el cerramiento de la zona de Infantil.

Además, el Consistorio tiene previsto invertir 600.000 euros en la mejora del muro del colegio García Lorca o cerca de 150.000 euros en renovar la puerta de emergencia del centro Vicente Aleixandre.

Cerca de 11.200 alumnos han iniciado el curso académico en los 26 centros de Infantil y Primaria del municipio, de los que cuatro son concertados.