Unos 1.300 triatletas procedentes de más de 60 países competirán mañana en Marbella en una prueba de Ironman 70.3 cuya continuidad en el municipio está en el aire ante los recortes que deberá emprender el Ayuntamiento de Marbella durante los próximos diez años a cambio de acogerse a un mecanismo del Gobierno central para pagar sentencias judiciales.

La dimensión del plan de ajuste que deberá adoptar el Consistorio para que el Fondo de Ordenación Estatal del Ministerio de Hacienda abone 43 millones de euros en fallos judiciales que se remontan a la época de gestión del GIL podría privar a Marbella de una prueba deportiva que, según el Ayuntamiento, tendrá este año un impacto económico de cerca de tres millones de euros en plena recuperación de la crisis del coronavirus, además de la promoción, publicidad y repercusiones indirectas que conlleva la celebración de una de las pruebas deportivas más duras y atractivas del mundo.

«El nombre de Marbella y la marca Ironman han sido un estupendo binomio. En estos momentos de recuperación, tanto a nivel deportivo como económico, va a suponer un hito importante para poder celebrar esta prueba a nivel internacional», señaló la alcaldesa, Ángeles Muñoz.

El Ayuntamiento, entonces gestionado por el gobierno de coalición de PSOE, IU y OSP, firmó con Ironman en 2017 la celebración de tres ediciones y la posible prórroga de una más.

El municipio albergó las pruebas en 2018 y 2019, mientras que la de 2020 se aplazó ante la irrupción de la pandemia del coronavirus. Ahora queda por concretar si se ejecuta la prórroga y se negocia la renovación del contrato con Ironman.

El Ayuntamiento valorará la «implicación» del resto de administraciones para que Marbella siga albergando la prueba y confía en «añadir» a ello al sector privado.

«La idea de Marbella es siempre seguir apostando para que tengamos eventos de esta naturaleza y de este nivel. Pero el plan (de ajuste) nos va a llevar a la reorganización, a priorizar y a reestructurar algunas de las actuaciones que se han venido llevando a cabo hasta ahora. Tendremos que pedir apoyo al resto de administraciones y también hacer un llamamiento a la iniciativa privada, teniendo en cuenta que la recuperación económica va a ser una realidad en los próximos meses», agregó.

La prueba comienza a las 8.00 horas en la playa de Levante de Puerto Banús y contará con un segmento de natación de 1.900 metros, otro de ciclismo de 90 kilómetros con un circuito que pasará por Ojén, Monda o Coín, y un segmento a pie de 21 kilómetros.

Dos equipos patrocinados por el Ayuntamiento participan en la competición

Dos equipos patrocinados por el Ayuntamiento de Marbella, a través de los programas Marca Marbella y Marca San Pedro, participarán mañana en las pruebas del Ironman 70.3.

Una de las formaciones estará integrada por Marina Castro, que realizará el sector de la natación; Ismael Rojas, que hará lo propio con la bicicleta; y Javier Díaz Carretero, que competirá en la carrera a pie.

Díaz Carretero se proclamó el pasado fin de semana campeón de España de media maratón en categoría M45 en una prueba disputada en Cantabria y el año pasado se proclamó campeón de Europa en 10.000 metros y subcampeón en la media maratón del Campeonato de Europa Master.

El otro equipo patrocinado por el Ayuntamiento que participa en el Ironman estará integrado por Tania Casado en natación; Elis Verdonkschot en bicicleta, y Miriam Lirola, en carrera a pie.