Los hoteleros de la Costa del Sol lamentaron ayer la partida que el Presupuesto General del Estado para 2022 ha destinado al tren litoral, al que dedica cerca de 83.000 euros, una cantidad «ridícula» que pasa más por «un gesto simbólico que una preocupación real para acometer un proyecto clave, estratégico y urgente».

El presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), José Luque, criticó que el Gobierno central «olvide y vuelva a dejar de lado un proyecto absolutamente necesario y urgente que supondría un gran revulsivo no solo para el sector del turismo, sino para el crecimiento de la economía y la generación de empleo de la zona y que nos convertiría en el destino turístico más competitivo de todo el Mediterráneo».

La asociación de hoteleros recordó que la conexión ferroviaria de Málaga con la costa occidental tiene su fin en Fuengirola, «lo que evidencia una carencia de infraestructuras para conectar con otros destinos, como Marbella, que rozan el lleno de ocupación durante varios meses al año», apuntó Luque.

«La N-340 y la autovía A-7 no son capaces de absorber la cantidad de tráfico que se genera en la zona. Son unas conexiones escasas y obsoletas para unos municipios que han crecido demográficamente y que, además, cuentan con un gran número de turistas», agregó.

Para el presidente del colectivo de hoteleros, la ejecución del tren litoral habilitaría la permeabilidad de los visitantes a otros municipios de la Costa del Sol, «lo que redundaría en un claro beneficio para todos».