Padres de alumnos de Secundaria que estudian en las aulas prefabricadas de Xarblanca acordaron ayer en asamblea manifestarse en el pleno de enero del Ayuntamiento si para entonces la Junta de Andalucía no ha comenzado a construir el futuro instituto de Las Chapas.

Los padres, que también pactaron difundir notas de prensa sobre la situación del proyecto y hacer un vídeo reivindicativo para el Día de Reyes, buscan así instar a la Junta a que agilice las obras y que el centro entre en servicio en el curso académico 2023-2024.

Los padres de los alumnos temen que las obras, que comenzarán en diciembre o enero, tengan un plazo de ejecución que oscile entre los dos años y los dos años y medio -en lugar del año y medio que sostiene el Gobierno regional- lo que obligaría a los estudiantes, que llevan tres años en las aulas prefabricadas, a seguir en los barracones otro curso académico .

«No nos podemos arriesgar a que se cumplan esos plazos», señaló el presidente del Ampa La Florida, Jorge Gil.

Tras el cambio de gobierno en la Junta, a inicios de 2019, comenzó la demora en los plazos del proyecto y los incumplimientos en los trámites burocráticos, explicó Gil, lo que hace desconfiar a los padres.

Además, recordó el presidente del Ampa, aparte de la construcción, hay que dotar de mobiliario al centro, mejorar los accesos al instituto y solicitar diferentes licencias al Ayuntamiento.

«Vamos mal de tiempo. Estamos en octubre de 2021 y tenemos que llegar a septiembre de 2023. Son dos años escasos lo que queda. Si se cumple el plazo de año y medio, llegaremos. Pero no nos fiamos de la Junta ni del Ayuntamiento porque, hasta ahora, todo han sido patadas para adelante y mentiras», apuntó Gil.

La Junta anunció a inicios de semana la adjudicación de las obras de construcción del instituto de Las Chapas por un presupuesto de 5,7 millones de euros y un plazo de ejecución de un año y medio desde su inicio.

La construcción del centro, destacó, permitirá retirar los cinco módulos prefabricados en los que estudian los alumnos adscritos al futuro centro.

El instituto contará con cuatro líneas de secundaria obligatoria y dos de bachillerato, lo que supondrá 620 puestos escolares, de los que 480 serán de secundaria y 140, de bachillerato.

Más de 50 alumnos terminarán al finalizar este curso académico su formación en los colegios Mario Vargas Llosa y Xarblanca y seguirán su educación en las aulas prefabricadas, donde ya hay unos 200 estudiantes, por lo que el Ampa ha pedido aumentar el número de barracones.

Más de 15 millones de euros de inversión en 21 actuaciones en los centros educativos

La Consejería de Educación invierte unos 15 millones de euros en 21 actuaciones destinadas a la creación, ampliación o adecuación de espacios en instalaciones educativas de Marbella, según anunció ayer la Junta de Andalucía.

Las actuaciones para adecuar el colegio José Banús y ampliar los institutos Victoria Kent y Dunas las Chapas se encuentran en fase de estudio de soluciones técnicas.

A ellas se suman 15 actuaciones para adecuar diferentes espacios educativos, como las reparaciones, ya ejecutadas y con un importe de cerca de 108.000 euros, en aulas y en un aseo adaptado del colegio Miguel Hernández.

Según el Gobierno regional, la construcción del instituto de La Azucarera, en la zona sur de San Pedro Alcántara y que contará con una inversión de cerca de cuatro millones de euros, concluirá en enero.