Directivos de hoteles para clientes de alto poder adquisitivo de la Costa del Sol apuntaron ayer al 2022 como el año en el que se consolide la recuperación de un sector turístico golpeado en 2020 por la crisis de la pandemia del coronavirus y que, durante este ejercicio, ha experimentado tímidos avances.

Representantes de los establecimientos Los Monteros, Anantara Villa Padierna, Don Carlos e Ikos Resorts destacaron en un encuentro organizado por la universidad privada especializada en el turismo del lujo Les Roches que, tras la crisis sanitaria, se ha registrado, por parte de clientes con dinero ahorrado, un incremento de las ganas de viajar.

Los directivos, sin embargo, se mostraron precavidos ante la incertidumbre en la evolución del virus y la respuesta de los mercados emisores de turistas a la Costa del Sol.

«2021 ha sido complicado, pero lo hemos podido salvar una vez que el turismo británico ha podido volar sin restricciones. Esperemos una temporada de 2022 relativamente buena. Hay una previsión de reservas y viajes muy anticipada, por lo que esperamos una temporada buena», señaló el director del complejo Ikos en Estepona, Carlos Nieto.

Indicó que, en los momentos más difíciles de la pandemia, «estimábamos que la recuperación sería en 2023, pero puedo ser más optimista y decir que la recuperación será en el 2022 si la pandemia nos respeta y tenemos un invierno relativamente normal».

En una línea parecida, el director de Les Roches, Carlos Díez de la Lastra, apuntó que «los resultados de 2021 están siendo mejores que las expectativas que teníamos, por lo que recuperamos la ilusión y las ganas». «Miramos con perspectivas distintas a 2022. Ahora somos más optimistas que hace seis meses», agregó.

El director del hotel Los Monteros, Fernando Al-Farkh, indicó que las previsiones para 2022 «son buenas» y apuntan a la recuperación. Pero, matizó, «siempre con el paréntesis de las incertidumbres que generan las diferentes situaciones que se puedan dar en los diferentes mercados emisores», como Reino Unido, que registra un repunte de contagios.

Pidió también a las administraciones «acuerdos» en materia de sanidad para agilizar los desplazamientos entre los países europeos.

La directora general del hotel Don Carlos, Sandra Caballé, destacó la fortaleza del destino Marbella para creer que «el turismo aquí se recuperará aquí con más rapidez», mientras que el director de Anantara Villa Padierna, Jorge Manzur, señaló que el final de 2021 «ha sido fantástico».

Para 2022, habrá «dudas» en la ocupación de enero y febrero, pero a partir de marzo, «repuntará y será bueno». «Las previsiones son buenas», aseguró.