Agentes de la Policía Nacional han detenido el este martes 16 de noviembre en Marbella a un empresario de la localidad, dedicado al sector de la jardinería, por presuntamente sustraer varias cubas de obra de la vía pública.

Según la investigación, el sospechoso, de 50 años, usaba camiones porta-contenedores para retirar las cubas, que luego trasladaba a una parcela de su propiedad donde eran pintadas de otro color al objeto de no ser identificadas. El fin último de las cubas sería su alquiler a terceros.

La investigación, realizada por agentes adscritos al Grupo de Hurtos de la Comisaría de Marbella, se inició con motivo de la sustracción continuada de cubas de escombros en la localidad malagueña.

La Policía Judicial recibió varias denuncias de personas afectadas, contabilizándose desde el mes de septiembre y hasta fechas recientes el hurto de ocho contenedores, valorados en un total de 18.800 euros, según ha informado la Policía Local en un comunicado.

Los investigadores seguían la pista del presunto responsable de los hechos cuando, paralelamente, una patrulla de Seguridad Ciudadana era requerida por uno de los denunciantes, que aseguraba haber localizado una cuba de su propiedad --denunciada como sustraída-- en una urbanización marbellí.

El perjudicado reconoció un remache de soldadura en una zona concreta de la cuba y, además, percibió que había sido pintada en verde, dejándose ver su color azul original en algunas partes del propio contenedor.

Así, tras las correspondientes gestiones, la Policía hizo entrega de la cuba, en calidad de depósito, a su propietario, identificándose además en el lugar a una persona que manifestaba haberla alquilado por 120 euros a un tercero.

De igual modo, continuando con las indagaciones, las pesquisas llevaron a identificar a un empresario de la ciudad, dedicado al negocio de la jardinería, quien estaría tras el supuesto alquiler del contenedor de escombros recuperado.

Así, diligencias complementarias vinieron a confirmar que el sospechoso habría retirado varias cubas de la vía pública con camiones porta-contenedores para, más tarde, trasladarlas a una finca de su propiedad, donde las pintaba de otro color al objeto de evitar su identificación.

En un registro llevado a cabo en la parcela del investigado, los agentes recuperaron otras tres cubas sustraídas y hallaron una excavación en la que eran arrojados los escombros contenidos en las mismas.

Por último, la Policía Nacional detuvo al citado empresario por su presunta implicación en ocho delitos de hurto y daños, habiéndose recuperado hasta la fecha cuatro contenedores. De los hechos conoce la autoridad judicial.