La empresa pública Acosol, dependiente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, va a lanzar un proyecto piloto que consiste en recargar los acuíferos con agua regenerada para reducir para incrementar los recursos y combatir el estrés hídrico en la Costa del Sol Occidental.

Se trata del proyecto Life Matrix, surgido en el marco del programa Life de la Unión Europea, que tiene como objetivo principal demostrar la viabilidad técnica, medioambiental y sanitaria de un sistema de Recarga Gestionada de Acuíferos (MAR, por sus siglas en inglés Managed Aquifer Recharge) con agua regenerada, aguas residuales depuradas sometidas a procesos de tratamiento complementarios para su reutilización.

El proyecto Life Matrix consiste en una combinación de tres aspectos: físico, a partir de la adecuación de la calidad del agua regenerada para su recarga en el acuífero; digital, mediante la integración de toda la información en una herramienta de gestión del riesgo; y de gobernanza, según el establecimiento de directrices que contribuyan a estandarizar este sistema de recarga bajo un marco legal o regulatorio a nivel nacional y europeo.

La Costa del Sol ha sido elegida para desarrollar este proyecto piloto, concretamente en la Estación Depuradora de Agua Residual (EDAR) de la Víbora, en Marbella, gestionada por Acosol.

La ubicación se ha elegido por ser una de las zonas más turísticas de España, que cuenta con dos factores clave. Por un lado, es una zona con gran estrés hídrico y, por otro lado, se duplica la demanda de agua durante los meses estivales como consecuencia del aumento de población turística. Por tanto, es necesario integrar mejor los recursos hídricos no convencionales (como las aguas regeneradas) en los planes de gestión.

Reducción de emisiones de gases de efecto invernadero

El sistema de recarga gestionada de acuíferos propuesto por Life Matrix combina la aplicación de tecnologías basadas en la capacidad del medio geológico para el tratamiento adicional del agua con un estricto control de los parámetros de calidad objetivo en las tres fases (agua, suelo y acuífero), con el fin de asegurar la calidad óptima del agua recargada.

El proyecto consiste en la reutilización de 50.000 metros cúbicos de agua regenerada para la recarga de acuíferos por infiltración en superficie, incrementando así en un 15% los recursos hídricos subterráneos disponibles y reduciendo a su vez el consumo energético y la emisión de gases de efecto invernadero en un 99%, respecto a otras tecnologías usadas.

Todo ello será posible gracias al trabajo del consorcio del proyecto. Life Matrix, cofinanciado por el programa Life de la Comisión Europea, está coordinado por Cetaqua Andalucía, la Fundación Centro Andaluz de Investigaciones del Agua; y cuenta con la participación de Cetaqua Barcelona, el Centro Tecnológico del Agua; el Centro de Hidrogeología de la Universidad de Málaga y Acosol.

El proyecto cuenta con el apoyo de entidades locales tales como la Junta de Andalucía; el Ayuntamiento de Marbella, la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental o la operadora de agua Hidralia.