Cinthya Virginia Tagle confía en ampliar en el próximo medio año sus conocimientos profesionales y su agenda de contactos, y que unas prácticas empresariales que realizará sean «una gran oportunidad» para demostrar las habilidades que ha adquirido y su capacidad para trabajar.

En un momento en el que la economía local comienza a recuperarse del golpe de la crisis del Covid, y que se llevó por delante su puesto de empleo, se muestra ilusionada con mejorar su formación y volver a encontrar un trabajo.

Tagle es una de los desempleados que participan en el proyecto con el que la empresa Grupo MainJobs, con sede en Málaga, busca reincorporar al mercado laboral a 450 parados de la localidad, una de las iniciativas más ambiciosas que se ponen en marcha en el municipio tras la pandemia del coronavirus.

Para ello, impartirá, durante un año y medio, 30 itinerarios que combinan la formación teórica en las aulas con prácticas en empresas locales.

Los talleres que impulsa la firma malagueña, que ya ha emprendido iniciativas similares en Málaga capital, Alhaurín de la Torre, Almería, Andújar o Coslada, se financian con fondos municipales y procedentes de la Unión Europa.

Tagle forma parte del primer itinerario que ha comenzado la formación -lo ha hecho esta semana- y que está dirigido a 15 demandantes de empleo que buscan mejorar su empleabilidad en el área administrativa, lograr un certificado de profesionalidad oficial y encontrar un puesto de empleo en oficinas, despachos o departamentos del sector privado o de la administración.

El proyecto contempla otros itinerarios como los de monitor de ocio y tiempo libre; atención al cliente; comercial; marketing; y subgobernante o encargado en hoteles.

«Los participantes están expectantes y muy motivados con el proyecto, lo que considero clave para que aprovechen esta oportunidad como lanzadera de empleo», señala la docente titular y tutora del itinerario de Tagle, Nuria Espinosa, con más de diez años de experiencia profesional en la administración y la dirección de empresas en diferentes sectores.

Para la directora del proyecto, Carmen Mesa, se trata de «una gran oportunidad que supone para los 15 primeros que ya han iniciado y el resto de los 450 vecinos que obtengan plaza en alguno de los itinerarios, que van a tener la oportunidad de desarrollarse profesionalmente y adquirir experiencia profesional en lo que les gusta».

«Tenemos muy claro nuestro foco en la empleabilidad en todos los proyectos de formación y empleo que desarrollamos», agrega Mesa.