El Consejo Andaluz de Turismo (CAT), órgano colegiado consultivo y de asesoramiento de la Consejería de Turismo de la Junta, aprobó ayer el borrador definitivo del Plan Turístico de Marbella, un documento que incluye 21 actuaciones para mejorar la competitividad y la promoción del municipio en este ámbito y cuya inversión ronda los diez millones de euros que aportarán a partes iguales el Ayuntamiento y el Gobierno regional.

El plan supera de esta forma el último trámite previo a su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) y a la firma del convenio para su financiación conjunta entre ambas administraciones.

Tras este último y definitivo borrador, la aprobación final del Plan Turístico de la Ciudad de Marbella se materializará a través de la rúbrica de un acuerdo en el que Junta y Ayuntamiento concretarán las iniciativas y su desarrollo.

«Con este plan, el objetivo de ambas administraciones es consolidar a Marbella como destino del turismo de lujo, así como potenciar la celebración de congresos, eventos culturales y deportivos. Del mismo modo, se pretende poner en valor los recursos de la ciudad e impulsar su imagen», señalaron fuentes del Gobierno regional.

La iniciativa busca también aumentar la competitividad de la localidad costasoleña a través de la apuesta por la sostenibilidad, la accesibilidad, el empleo de calidad mediante la formación y cualificación permanentes de los profesionales y la implicación de la ciudadanía en la actividad turística con la creación de una Red de Embajadores o un programa para los centros escolares.

Se crearán corredores verdes y se potenciarán los miradores y se adaptarán las rutas turísticas, los elementos patrimoniales y los equipamientos de las playas para eliminar barreras y avanzar como destino turístico accesible.

Entre las medidas previstas están también las dirigidas a impulsar la innovación y la transformación digital en las empresas del sector, así como el desarrollo de aplicaciones turísticas para dispositivos móviles, la ampliación de los puntos de conexión wifi y el uso de las nuevas tecnologías en los centros de atención e información al visitante.

«Se potenciarán los aspectos que ya hacen de Marbella un destino ideal e impulsarán medidas para adaptarse a las nuevas demandas que buscan los viajeros de hoy para no quedarse atrás en un sector cada vez más competitivo. De ahí la importancia de contar con un instrumento de planificación de la estrategia a seguir en los próximos años que, tras obtener el visto bueno del Consejo Andaluz de Turismo, da sus últimos pasos para su aprobación», señaló la delegada territorial de Turismo, Nuria Rodríguez.