El Pleno del Ayuntamiento de Marbella aprobó ayer, en un pleno extraordinario, dos modificaciones presupuestarias por importe de más de ocho millones de euros que se destinarán a actuaciones como los planes de conservación de los distritos o a la reparación del Paseo Marítimo tras los daños registrados durante el temporal de mediados de noviembre.

Los cambios en el uso de los fondos los sacó adelante en solitario el equipo de Gobierno. La oposición, PSOE, OSP y Cs, se abstuvo.

Se trata de fondos que, de no haberse aprobado los cambios presupuestarios, el Ayuntamiento los habría perdido o no podría disponer de ellos hasta abril.

Entre este dinero se encontraba parte del crédito de 12 millones de euros incluidos en el presupuesto de 2020 que el Gobierno local solicitó a una entidad bancaria para financiar inversiones en el municipio.

«El objetivo es que garantizar que determinadas partidas, que están financiadas con fondos de carácter finalista, no se pierdan y puedan ser trasladadas al año siguiente para que los servicios lleguen a los ciudadanos lo antes posible», señaló el delegado de Hacienda, Félix Romero.