El practicante José Baena cuenta ya con un pasaje con su nombre, ubicado junto a la plaza Juan de la Rosa, en reconocimiento a su trayectoria humana y profesional.

Baena, conocido como ‘El formalito’ cuando era niño, de formación inicial Asistente Técnico Sanitario (ATS), recaló en Marbella buscando un futuro para su familia. De origen cordobés, inició sus primeros trabajos en la farmacia Berdaguer, donde comenzó a ser muy conocido por su disponibilidad y buen hacer en su trabajo. Incluso atendía de forma gratuita a las personas más desfavorecidas.

Su interés por seguir formándose y progresar en el mundo de la sanidad le llevó a obtener el título de enfermería, un reto que asumió a una edad más avanzada y que logró gracias a su perseverancia.

El hijo del homenajeado, José Baena, ha destacado «esta deferencia con mi padre» al asignarle su nombre a un céntrico pasaje en Marbella.

Ha recalcado también la labor de su familia a lo largo de sus años. «Trabajadora, honrada y siempre dispuesta a ayudar a los que hemos podido», ha señalado Baena en el acto de homenaje a su progenitor.

«Si algo ha distinguido a nuestro querido José Baena ha sido su entrega a los que más lo necesitaban como practicante a lo largo de tantísimos años», ha agregado la alcaldesa, Ángeles Muñoz.

«Le rendimos un merecido homenaje para devolverle toda la generosidad que ha aportado a lo largo de su vida. Baena quedará en el recuerdo de Marbella», ha añadido.