La galería Reiners Contemporary Art alberga hasta el 15 de marzo ‘Espejito, Espejito’, la primera exposición individual en España de la autora luxemburguesa Sali Muller.

La muestra aborda la «infinidad y la finitud de la vida», señalan fuentes de la galería, que abrió sus puertas en 2019.

«De pie frente a las obras, el espectador se ve impelido hacia cuanto le espera detrás. En otras palabras, a la cuestión de qué́ sustancia puede encontrar en sí́ mismo, o qué́ inestabilidad debe soportar en la disolución de su imagen. En el encuentro con las obras de Muller, y con nosotros mismos, aprendemos sobre la transitoriedad», agregan las fuentes del espacio artístico impulsado por la galerista Flor Reiners, de origen brasileño pero con fuertes raíces en Alemania.

Muller es una artista multidisciplinar cuyo trabajo explora los limites reales, discursivos y ficticios de la cultura visual contemporánea en el contexto de una permanente y constante conectividad.

Emplea dispositivos tecnológicos, a modo de gran metáfora del espejo, para referir todo tipo de sentimientos universales asociados a los principios de la autorefracción y la autorrevelación.

Un patrón recurrente en toda su obra es el uso de superficies espejadas.