La UMA propuso ayer al Ayuntamiento marbellí que apueste por mejorar la oferta cultural y los eventos multitudinarios más allá de los meses de verano para mejorar, tras la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, el sector del turismo, el más importante de la economía local pero muy dependiente de las periodos de mayor afluencia de viajeros, como el estío o la Semana Santa.

«Hay espacios suficientes para celebrar grandes eventos para que, en época de poca actividad, vengan más turistas. También hay que poner en valor la parte patrimonial y trabajar más los recursos culturales», señaló el decano de la Facultad Turismo, Antonio Guevara, en la presentación de un plan estratégico que han elaborado expertos de la UMA y el Instituto Universitario de Investigación de Inteligencia e Innovación Turística para Marbella.

Guevara abogó también por fomentar el turismo idiomático; el de trabajo y ocio; o del e-sports -videojuegos en serie-, que «cada vez mueve a más gente y trae a un tipo de turismo interesante para la ciudad», señaló Guevara.

El plan, que el Ayuntamiento encargó el pasado abril, contempla también mejorar la comunicación del turismo gastronómico, del lujo y el deportivo en mercados relevantes; la creación de una línea de gestión activa de playas; y el impulso de la difusión de las mejoras en los elementos de sostenibilidad.

El plan destaca la imagen de la ciudad, la relevancia de su marca, la solidez de su industria, la buena reputación online, la oferta de excelencia, la calidad de vida y la riqueza natural.

El estudio se ha elaborado a través de varias fases, entre las que se encuentran los análisis del entorno y del destino, el diagnóstico y los objetivos y estrategias y ha contado con un proceso participativo del que han formado parte empresarios del municipios, grupos políticos y agentes relacionados con el turismo.

El análisis se distribuye en los bloques ‘Gestión y Tecnología’, ‘Productos Turísticos’ y ‘Sostenibilidad’ y en cada uno de ellos se plantean diferentes estrategias con un cronograma hasta 2025, como la creación de un plan tecnológico alineado con la estrategia de Destino Turístico Inteligente o la propuesta de un consorcio público privado para la comercialización de productos y gestión de la promoción.

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, aseguró que el estudio es una «herramienta importante para cumplir los objetivos del sector a corto, medio y largo plazo» y subrayó que «en plena pandemia del coronavirus entendimos que cuando todo estaba parado teníamos que seguir trabajando y fruto del mismo es este plan, con el que queremos marcar las políticas y líneas de actuación en materia turística para los próximos ejercicios».