La Policía Local ha renovado la flota destinada a San Pedro Alcántara con la incorporación de seis motocicletas y de siete coches de patrulla híbridos.

Los vehículos incorporan herramientas como conexión directa y dispositivos ‘tablets’ para que los agentes puedan ofrecer la mejor respuesta en las funciones que realizan en el día a día.

«Nuestro objetivo no es sólo que tengan una buena dotación de personal, sino también que cuenten con los mejores medios. Estamos atendiendo a una población muy importante que aumenta especialmente durante la temporada alta», señaló ayer la alcaldesa, Ángeles Muñoz.

San Pedro cuenta con una dotación de cien agentes de la Policía Local y, por primera vez, la localidad dispone de su propia estructura de mando tras la reciente toma de posesión, a finales del pasado mes de diciembre, de un inspector, un subinspector y seis oficiales.

La regidora avanzó que en marzo comenzarán su formación en la academia 14 policías que aprobaron las últimas oposiciones al cuerpo local de seguridad y anunció que también ese mes está prevista la convocatoria de 24 plazas.

También aseguró que en el transcurso de 2022 se destinarán nuevas partidas presupuestarias «para seguir renovando equipamientos e invirtiendo en nuevos vehículos».

«Si somos una ciudad segura es gracias al trabajo que hacen de manera constante. Nuestro compromiso es dotar de las mejores herramientas a los agentes para garantizar la seguridad ciudadana», señaló.