El presidente de la Diputación Provincial de Málaga, Francisco Salado, presentó ayer el inicio de las actuaciones para construir en el polideportivo Guadaiza, en el distrito de Nueva Andalucía, un Centro Educativo de Tecnificación Deportiva.

El centro, ubicado en una parcela de 30.000 metros cuadrados de superficie, contará con una piscina olímpica y una pista de atletismo homologada, equipamientos de los que carece el municipio y que le impide albergar competiciones oficiales; además de dos edificios con oficinas, aulas, aseos, zona de calentamiento, vestuarios, gimnasio y graderío.

Las obras, que se ejecutarán por fases para optimizar las instalaciones, cuentan con una inversión de unos 15,5 millones de euros. La primera etapa de las actuaciones cuenta con un presupuesto de unos 5,4 millones de euros, de los que medio millón los aporta Diputación Provincial y el resto procederá de una partida de cerca de 4,9 millones que la Corporación municipal aprobó en sesión plenaria en 2021.

Las actuaciones, cuya finalización está prevista para el verano de 2023 según el Ayuntamiento, las ejecuta la empresa Tragsa, encargada de impulsar los proyectos que son prioritarios para la entidad supramunicipal, con el objetivo de que Marbella albergue en el estío del próximo año el Campeonato de España de Atletismo Sub-18, que el municipio quería acoger este junio; y de Waterpolo.

«Estas instalaciones repercuten no solo en Marbella, sino también en la Costa del Sol y la provincia de Málaga, pues permitirán la celebración de grandes competiciones deportivas de ámbito nacional, poniendo en valor a la provincia de Málaga y además cubriendo las necesidades de los clubes deportivos de la ciudad», señaló el presidente de la Diputación Provincial, cuya aportación al proyecto podría rondar el millón de euros.

«Estas nuevas instalaciones de primer orden no solo darán servicio a los ciudadanos, sino que favorecerán que empresas relacionadas con el turismo deportivo elijan Marbella, utilicen este espacio y potencien más si cabe la imagen de la localidad», agregó Salado.

Según la alcaldesa, Ángeles Muñoz, el centro es la «oportunidad» de acoger en un mismo recinto las disciplinas de atletismo y waterpolo, ya que «era muy complicado encontrar una parcela de las dimensiones necesarias para albergarlas».

«Ha sido un proceso difícil en el que hemos tenido que realizar modificaciones urbanísticas y acudir a la colaboración en el ámbito de la financiación a través de la Diputación, que destinará en primera instancia 500.000 euros, aunque la aportación final previsiblemente podría alcanzar el millón de euros», agregó la regidora.