La plaza de La Libertad, uno de los principales centros de ocio de San Pedro, contará finalmente con cámaras de videoviglancia. El Ayuntamiento de Marbella ha anunciado este jueves que dispone de las autorizaciones del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), la Junta y el Gobierno central para instalar unos dispositivos que ya se encuentran en otras zonas del término municipal, como el Paseo Marítimo de Marbella, Puerto Banús o en Las Chapas.

La plaza, un centro en el que se registran frecuentes problemas de convivencia entre los clientes y los residentes de la zona, dispondrá de tres cámaras de videovigilancia que podrán adoptar, cada una, tres posiciones para supervisar el área.

"Salvado el escollo que el TSJA y la Delegación de Gobierno nos hicieron en su día, dado que los nivele de seguridad eran buenos, propusimos los problemas que los vecinos nos hacían llegar en cuestión de convivencia. Se hizo un nuevo informe y ya sí hemos conseguido la autorización de las cámaras en la plaza de La Libertad", ha señalado el jefe de la Policía Local, Javier Martín.

La videovigilancia es uno de los principales sistemas que emplean las Policías Locales y Nacionales para garantizar la seguridad en el municipio. La instalación de los dispositivos en la céntrica plaza sampedreña se produce después de reiteradas peticiones por parte de Opción Sampedreña y de que quedara excluida de las dos primeras fases de este proyecto de modernización de la vigilancia.

El equipo de Gobierno ha anunciado también la instalación de cámaras de seguridad (que, al no ser de videovigilancia, no requieren de autorizaciones de instancias supramunicipales) en el entorno del edificio que alberga la Tenencia de Alcaldía, que contará con tres monitores; mientras que el Polígono Industrial de San Pedro dispondrá de once monitores capacitados para leer las matrículas de coches y motocicletas y distribuidos de forma estratégicas y 19 dispositivos para regular la circulación de los vehículos que facilitarán a la Policía Local información para hacer previsiones de movilidad de vehículos en las temporadas altas y bajas.

La implantación de los dispositivos de seguridad se completará con la instalación de 4.400 metros de fibra óptica por diferentes zonas de San Pedro que permitirá que las imágenes recogidas por los monitores se puedan compartir a tiempo real entre los operadores que velan por la seguridad en el municipio, como las Policías Locales y Nacionales y el Ayuntamiento. Las actuaciones para desplegar la fibra óptica e instalar las diferentes cámaras de videovigilancia, seguridad y gestión del tráfico terminarán a finales de este año o inicios de 2023.

"Es una herramienta muy importante para los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad para el control y prevención de los delitos, pero también para tener imágenes para el control del tráfico y zonas de afluencia. Nos da mucha información para la planificación de las actividades de la Policía Local", ha señalado la alcaldesa, Ángeles Muñoz.