El empresario Tomás Olivo ha sido absuelto del supuesto delito de abuso sexual a una menor, según la sentencia que se ha hecho publica hoy pero fue dictada el pasado 25 de abril de 2022 por la sección 1ª de la Audiencia Provincial de Málaga. 

Olivo se enfrentaba a una petición fiscal provisional de tres años de prisión por un presunto delito de abusos sexuales a una menor que en el momento de los supuestos hechos tenía 12 años, durante un vuelo comercial entre Madrid y Málaga, procedente de Miami.

En el escrito provisional del ministerio público, se indicaba que el 5 de septiembre de 2018 el procesado viajaba como pasajero en un vuelo de Madrid a Málaga y tras cambiarse de asiento se acomodó presuntamente en la misma fila y junto a la menor, que viajaba sola.

Siempre según la versión acusatoria provisional del fiscal, la niña se quedó dormida y presuntamente le introdujo la mano por debajo de los pantalones y ello provocó que la menor despertara.

Supuestamente la niña le reprochó su proceder y pidió a un azafato que le cambiara de asiento y se sentó en un plaza distinta hasta la finalización del vuelo. Por ello, la Fiscalía pedía 3 años de prisión, orden de alejamiento de la menor y una indemnización de 2.000 euros.

Sentencia

Sin embargo, una vez celebrado el juicio, escuchadas todas las partes y a los testigos, la Audiencia Provincial ha confirmado que estas acusaciones no eran ciertas y confirma la inocencia del propietario del centro comercial La Cañada, tal y como venía diciendo públicamente el empresario antes de la celebración del juicio.

En su declaración, Tomás Olivo manifestó que en principio iba en un asiento pegado a los aseos y se cambió a otro delante donde no había nadie y después de sentó una chica. El empresario añadió que durante el vuelo la chica le puso la cabeza en el hombro y le pidió que la quitara. Un rato después, la chica volvió a ponerle la cabeza en el hombro y la mano en la pierna por lo que le pidió que la quitara o llamaba a la tripulación. Acto seguido, declaró, la joven se levantó enfadada y se marchó. Y que nunca le tocó en sus partes.

En su declaración, la chica afirmó que lo que había dicho en un principio no era verdad. Que no sabe por qué lo dijo pero que no había ocurrido nada ni recordaba nada.

Su madre, en su declaración, añadió que seis meses después de los supuestos abusos, la niña le contó que un señor le había tocados su partes, y por eso presentó denuncia, pero que luego le reconoció que lo había dicho porque no quería viajar de nuevo a Miami a ver a sus abuelos sino que quería quedarse con sus amigos.

El empresario murciano lamenta el daño que le ha hecho este asunto y por el que ha sido absuelto.