Padres de alumnos del Instituto Las Dunas de Las Chapas, en Marbella, habilitado desde hace años en barracones ubicados en Xarblanca ante la falta de un centro, han expresado su temor a que los estudiantes tengan que seguir su formación el próximo año en aulas masificadas ante unos cambios que, han señalado, pretende introducir la Junta de Andalucía el próximo curso académico.

La AMPA Los Molineros, que representa a las familias de los más de 200 alumnos del instituto, denunció que en un consejo escolar celebrado a inicios de mayo se le comunicó que la Consejería de Educación baraja reducir una línea de cuarto de ESO y mantener dos líneas de primero, lo que implicaría tener más de 30 alumnos por clase en aulas prefabricadas de dimensiones reducidas.

La Junta pretende instalar un único módulo con dos aulas en unos terrenos anexos al centro educativo, según señaló el colectivo.

«Esta circunstancia hace que tan solo se tenga una única aula de desdoble para realizar todas las asignaturas optativas en todo el centro, con el agravante de que, si se superara la ratio en alguno de los cursos, se dejaría de tener aulas de desdoble ¿Os imagináis dar clase de religión y valores en un mismo aula, con dos profesores y la mitad de alumnos mirando hacia un lado del aula y la otra mitad de alumnos mirando hacia el otro lado? ¿Esto es educación de calidad?», se preguntó el AMPA en un comunicado.

El colectivo calificó de «desalentadora» la noticia que recibió en el consejo escolar, ya que agravaría las carencias que sufren los alumnos desde hace años, entre las que el AMPA citó la falta de gimnasio, aula informática, aula de música, biblioteca o transporte escolar o las propias aulas prefabricadas de tamaño reducido.

El AMPA exige al Gobierno regional que instale dos módulos con cuatro aulas prefabricadas, petición que, señaló el colectivo, respalda el  equipo directivo del instituto. «Así nuestros hijos pueden tener un mínimo espacio disponible», apuntó el AMPA.

Los padres de los alumnos expresaron también su «preocupación» por que la Junta no haya realizado ninguna actuación para adecuar los terrenos anexos al centro educativo que albergarán los módulos.

El colectivo reclamó al Gobierno autonómico y al Ayuntamiento que «se pongan las pilas» e inicien los trabajos de adecuación de la parcela. «¿O es que tenemos que rememorar las malas experiencias en cursos pasados por la desidia en la tramitación de permisos y a la hora de ejecutar las obras necesarias para albergar las aulas? ¿Nuestros hijos e hijas volverán a empezar el curso con retraso y con aulas con deficiencias?», preguntó el AMPA.