Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Turismo

Las reformas del hotel El Fuerte alcanzan el 20 por ciento de ejecución

El establecimiento, con 65 años de servicio, será el primero de cinco estrellas del centro urbano

Recreación del futuro hotel, que se reabrirá, previsiblemente, en marzo del próximo año. | L.O.

Las obras para hacer del emblemático El Fuerte el primer hotel de cinco estrellas del centro urbano de Marbella alcanzan ya el 20 por ciento de su ejecución.

Las actuaciones para revalorizar un establecimiento que cuenta con 65 años de servicio comenzaron en enero con las labores de implantación en obra y demoliciones y, a inicios de verano, los principales trabajos de desmontaje ya han ejecutado.

Fuerte Group Hotels mantiene la previsión de marzo de 2023 para reabrir unas instalaciones en las que invertirá unos 31 millones de euros, 14 para las obras o diez para los equipamientos.

«En esta nueva etapa de su historia, El Fuerte Marbella quiere mostrarse como referente de elegancia y clasicismo pero con un estilo atemporal, que ha sido concebido por el prestigioso interiorista chileno Jaime Beriestain, muy conocido en el sector turístico por haber participado en el diseño de numerosos hoteles de grandes marcas internacionales de lujo como Hyatt Regency, Marriott, Hilton o Waldorf Astoria», señala el grupo hotelero.

El hotel destaca por su ubicación, a escasa distancia del Casco Antiguo de Marbella; y el Fuerte San Luis, construido en el siglo XVI para defender la zona de ataques procedentes del norte de África y declarado Bien de Interés Cultural.

El establecimiento, que cuenta con 251 habitaciones, tendrá un gimnasio con vistas al mar en la planta quinta o una oferta gastronómica respaldada por chefs con estrellas Michelin.

El hotel, que recuperará el nombre original con el que abrió al público en 1957, se construyó a partir de la pensión de Elvira Vidal, una malagueña que, al enviudar, se instaló en un edificio neoclásico ubicado frente al mar y junto al Fuerte de San Luis, obra del arquitecto Fernando Guerrero Strachan y que en su día fue una fábrica de harina.

Su jardín, con viñas, era frecuentado por intelectuales, artistas y bohemios, como Jean Cocteau, Ana Pombo, Edgar Neville o Conchita Montes.

El empresario estepeño José Luque, que en 1954 visitó Marbella por prescripción médica, adquirió la propiedad por 1,2 millones de pesetas.

Luque invirtió 12 millones de pesetas para hacer de sus 45 habitaciones las primeras de la zona en incorporar baño privado y teléfono; y, del hotel, el primero de la Costa del Sol en contar con un ascensor, lo que se convirtió en un reclamo turístico.

Los primeros precios fueron 75 pesetas el alojamiento por noche; ocho, el desayuno; y 15, el almuerzo.

En el hotel se han hospedado Walt Disney y su perro Pluto, en 1958; Lola Flores, en la década de los 60; el poeta Rafael Alberti, en los años 90; Adolfo Suárez; Santiago Carrillo o Penélope Cruz.

Compartir el artículo

stats