Marbella va a sumar un nuevo atractivo turístico durante el verano con la instalación de una iluminación ornamental en forma de buganvilla en sus cascos antiguos, con el objetivo de revitalizar la economía local.

En total, se van a distribuir 91 motivos florales que cuentan con más de 100.000 puntos de luz en las plazas de la Victoria, África, José Palomo y Altamirano y en las calles Estación, Remedios, Ortiz de Molinillo y General Chinchilla del centro marbellí, así como en la calle Marqués del Duero de San Pedro, han detallado desde el Ayuntamiento en una nota.

El concejal de Obras, Diego López, ha puesto el acento en que "es la única ciudad de España que ha apostado por esta forma de decorar sus enclaves históricos" y ha remarcado que el objetivo del equipo de Gobierno es "seguir revitalizando la economía local y reafirmando nuestro posicionamiento como un destino de calidad y excelencia"

El edil, que ha explicado que este servicio se enmarca en la licitación de iluminación de Navidad, verbenas y otros eventos, "por lo que no supone un coste adicional para las arcas municipales", ha informado de que la instalación culminará el próximo 30 de junio, fecha en la que se procederá al encendido de la decoración en San Pedro. Asimismo, ha indicado que estará en funcionamiento hasta el 30 de octubre, en horario de 21.00 a 01.30 horas.

"Seguiremos impulsando iniciativas atractivas en nuestros cascos antiguos, de por sí referentes turísticos y auténticas joyas de la corona de nuestra ciudad", ha abundado López, quien ha recordado que desde el Ayuntamiento se han acometido actuaciones como la remodelación integral de la Plaza de los Naranjos y que está en marcha un Plan Estratégico para relanzar este enclave histórico, "que está viviendo un auge desde el punto de vista comercial y gastronómico en los últimos tiempos".