La empresa pública de aguas de la Costa del Sol, Acosol, licitará y ejecutará dos obras para mejorar las infraestructuras de abastecimiento, saneamiento y pluviales en otras tantas urbanizaciones del distrito de Las Chapas, en Marbella, en las que habitan cerca de 3.000 residentes.

La Asamblea de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, ente del que depende Acosol, ha aprobado este martes por unanimidad la ejecución de las obras en las urbanizaciones Hacienda Las Chapas y Costabella, requisito previo a que el Gobierno municipal de Marbella apruebe en Junta Local solicitar a la empresa pública de aguas que impulse las actuaciones.

Las obras, que solucionarán demandas que reclaman los vecinos desde hace años, cuentan con un presupuesto de seis millones de euros y un plazo de ejecución que ronda los ocho meses.

Las obras en Costabella contarán con una inversión de 4,1 millones de euros y beneficiarán a 1.800 vecinos, mientras que las de Hacienda Las Chapas están dotadas con 2,3 millones y favorecerán a 1.150 residentes.

El Ayuntamiento aportará la mitad de la inversión, mientras que el resto del presupuesto lo costearán a partes iguales Acosol y los vecinos de las urbanizaciones. La adjudicación de las obras se producirá a finales de año o inicios de 2023.

«Estas obras hidráulicas suponen un paso más en la realización por parte de la empresa pública de aguas de obras para la normalización de las urbanizaciones de Marbella. Esta apuesta por la normalización de las urbanizaciones de Marbella es muy gratificante para la dirección de Acosol, que continúa trabajando por y para la mejora en la calidad y servicios que presta a los ciudadanos», ha señalado la Mancomunidad de Municipios.

Las actuaciones se suman a otras obras de similares características que se ejecutarán en la urbanización El Rosario, también en Las Chapas, para mejorar el saneamiento y que ya han sido adjudicadas.

La inversión de la actuación, cuyo inicio está previsto para julio, será de seis millones de euros que Ayuntamiento, Acosol y vecinos aportarán de la misma forma que en las dos obras anteriores.

Entre otras mejoras, estos trabajos servirán para sustituir tuberías y canalizaciones habilitados a mediados del pasado siglo con materiales que ya se han quedado obsoletos y producen escapes de agua.

El presupuesto de los tres proyectos superará los diez millones de euros y beneficiará a unos 7.000 vecinos. «Vamos a dar respuestas a demandas históricas de los vecinos. Vamos a hacer una nueva red integral con una inversión importante desde el punto de vista medioambiental y de sostenibilidad», ha señalado la alcaldesa, Ángeles Muñoz.