La empresa concesionaria del servicio de transporte urbano de Marbella ha identificado y abierto expediente sancionador al conductor de autobús que increpó y amenazó a un pasajero de edad avanzada cuando éste le realizó una pregunta, según indicó el Ayuntamiento. «La idea es ponerle la máxima sanción», apuntó el Consistorio.

La agresión verbal comenzó cuando, tras la pregunta del viajero, el conductor le gritó que no se podía hablar con el chófer. «Cuando está parado, sí», respondió el usuario del transporte urbano, a lo que el conductor contestó con «y una mierda».

«Para preguntarle y darle dinero», señaló el anciano, a lo que el responsable del autobús contestó «que me dejes en paz».

La discusión, ya en un tono elevado, continuó con un «no me calientes» por parte del conductor, a lo que el viajero preguntó «¿me vas pegar, quizá?». Tras oír la pregunta, el responsable del autobús respondió al viajero «no tiene ni media hostia».

La escena y la conversación las grabó con un teléfono móvil otro usuario y posteriormente se hicieron virales por las redes sociales, después de lo cual las autoridades iniciaron una investigación.