La ausencia de cartelería informativa y mapas de servicios en el centro de salud de San Pedro, en Marbella, inaugurado a mediados de abril por el presidente andaluz, Juanma Moreno, ha desatado este martes la polémica entre IU y el Gobierno regional.

La coalición de izquierdas ha denunciado que la falta de paneles de información ha convertido el equipamiento sanitario, de 5.500 metros cuadrados de superficie repartidos en dos plantas más aparcamientos y zonas de carga y descarga y con más de 40 consultas, en un «laberinto» para los pacientes.

El centro de salud carece de un plano informativo en el que los pacientes puedan conocer dónde se encuentran las consultas o dónde dirigirse cuando ya tienen cita, lo que convierte la visita al equipamiento sanitario en un «caos», ha señalado la coordinadora de la asamblea local de IU, Victoria Morales.

La falta de carteles informativos hace que los usuarios tengan que pedir cita en la mesa de información, que se convierte «en un cuello de botella, un colapso donde la ciudadanía se indigna, y mucho, ante tanta burocracia y falta de información», ha agregado.

La coordinadora de la asamblea local de la coalición de izquierdas ha calificado de «despropósito» la gestión que, en su opinión, hace la Junta del centro sanitario, ya que «lo único que está sirviendo es para generar enfado a todas las personas que se ven obligadas a solicitar cita a las mesas de información por desconocer donde se tienen que dirigir». «Se genera un colapso en esta atención que antes no existía», ha apuntado.

El Gobierno autonómico ha señalado que ha pedido ya los carteles y paneles informativos y que está a la espera de recibirlos. «El directorio no se ha podido confeccionar hasta que el reparto definitivo de consultas se ha cerrado», ha indicado el Ejecutivo regional.

La Junta ha asegurado que un celador en el acceso al centro de salud informa a los usuarios sin que éstos tengan que hacer cola y esperar para dirigirse las mesas de atención ciudadana. «No hay ningún caos», ha apuntado.

IU y Gobierno regional ya protagonizaron un cruce de reproches días después de la inauguración del centro de salud de la localidad sampedreña.

La coalición de izquierdas denunció que, a pesar de la entrada en funcionamiento de las nuevas instalaciones, los sanitarios seguían prestando atención médica en las antiguas y que la zona de aparcamiento de vehículos, de 80 plazas, estaba cerrada a los usuarios.

El Gobierno autonómico señaló que, tras la inauguración del equipamiento sanitario, las consultas se trasladaban de forma escalonada desde el centro de salud antiguo al nuevo.