Vecinos afectados por la actividad de la discoteca Opium, en Marbella, denuncian que el equipo de Gobierno evita reunirse con ellos para hablar de las medidas que ha adoptado el Ayuntamiento y la Policía Local en los últimos años respecto al establecimiento en el que se registró un tiroteo a mediados de julio que se saldó con cinco heridos y tres detenidos.

Entre los asistentes que se encontraban en el local cuando se produjeron los disparos estaba Felipe Juan Froilán de Marichalar, que el domingo anterior cumplió 24 años.

Los residentes de la urbanización El Real, que se sitúa a escasa distancia de la discoteca, aseguran que el delegado de Seguridad Ciudadana, José Eduardo Díaz, entiende que «no tenemos la suficiente entidad» para que les atienda.

«Pensamos que, como representante del pueblo, el concejal tiene la obligación de reunirse con nosotros y no escabullir el bulto», señalan los vecinos en un comunicado de prensa en el que aseguran que el edil les trata como «a unos mindudis»

Los residentes buscan entrevistarse con el concejal de Seguridad Ciudadana para obtener información sobre el número de intervenciones, inspecciones y actas de infracción que ha levantado la Policía Local contra el establecimiento en los últimos cuatro años.

Piden saber también qué ocurrió con las llamadas de teléfono que los vecinos realizaron al 092 y las denuncias que han presentado ante el ruido del local y las actividades «ilegales» que se realizan en su interior, según los residentes.

«No entendemos cómo se puede autorizar una salida de emergencias donde coinciden vehículos y personas o cómo se permite que en esa misma salida y entrada principal se agolpen taxis y VTC. Tampoco hay aceras protegidas para que los vecinos se acerquen a los eventos», señalan los vecinos.

El equipo de Gobierno asegura que los delegados de Seguridad Ciudadana; y de Industria, Félix Romero, tienen previsto reunirse con la junta directiva de las comunidades de propietarios Lindasol y El Real Panorama, que solicitaron un encuentro, según el Ejecutivo local, por registro de entrada en el Ayuntamiento en julio.

«Estarán presentes ambos ediles, a pesar de que se trataría de un encuentro para que los técnicos municipales faciliten la información que los representantes de la comunidad de vecinos han solicitado», apunta el Consistorio.

El equipo de Gobierno asegura que no le consta solicitudes de reunión de ninguna «supuesta plataforma vecinal» ni tampoco de vecinos individuales que, en cualquier caso, agrega el Ejecutivo local, ya estarían representados por su junta de comunidad de propietarios.