El grupo Clece prestará en Marbella durante los próximos cinco años el servicio de ayuda a domicilio, del que se benefician entre 850 y 1.200 personas.

La firma contará con 260 auxiliares para proveer una prestación impulsada a través del mayor contrato que ha hecho el Ayuntamiento en el ámbito social, dotado con 25 millones de euros, y que entró en vigor el 1 de agosto.

El anterior acuerdo tuvo una vigencia de cuatro años -desde 2015 a 2018- y contó con una partida de 7,3 millones de euros, alrededor de la tercera parte del nuevo presupuesto, que aportan la Junta de Andalucía y, con cerca de seis millones de euros, el Consistorio.

El acuerdo suma además diferentes mejoras, como la incorporación, por primera vez, de los servicios de peluquería y podología a solicitud del usuario y que se suman a los habituales de asistencia en las labores domésticas, higiene personal, alimentación, compra o farmacia.

También se mejorarán, entre otros aspectos, las condiciones laborales del personal auxiliar; la contratación sobre todo de colectivos vulnerables; y la formación, con un mínimo de 41 horas anuales para que los empleados puedan tener un reciclaje permanente.

La ayuda a domicilio se presta por una serie de horas en función del grado de dependencia del usuario con el propósito de que esté atendido sin la necesidad de tener que abandonar su entorno habitual, pudiendo llevarse a cabo incluso por un propio familiar, o siendo necesaria la atención directamente en una residencia, en función del grado de dependencia que evalúa el propio gobierno autonómico. A esta prestación se destinan cerca de 30.000 horas mensuales.

El Consistorio dispone de una partida exclusivamente municipal de 500.000 euros anuales para aquellos casos de dependencia graves cuyo grado no haya validado la Junta de Andalucía y complementa, por otra parte, con 700.000 euros al año este servicio, por lo que destinará un total de 1,2 millones cada año.

Clece puso en marcha el pasado mes de mayo la Ruta Málaga Emplea, con la que ofertaba más de 500 puestos de trabajo en la provincia, prestando especial atención a las personas en situación de vulnerabilidad.

Para ello, la empresa habilitó un autobús que se desplazó por la provincia de Málaga entre los días 10 y 20 de aquel mes, con un total de nueve paradas para que los vecinos de los municipios malagueños pudieran participar en el proceso de selección sin tener que hacer un desplazamiento largo.

Las entrevistas de trabajo de una ruta que partió de Rincón de la Victoria y terminó en Marbella se realizaron en el interior del vehículo, que se acondicionó especialmente para ello.