Parte de los cerca de 200 menores que participan en el segundo campamento de verano inclusivo con el que la Fundación Global Gift ha abierto las puertas de Casa Ángeles, el centro multifuncional en el que diferentes colectivos sociales atienden a niños con necesidades especiales o enfermedades raras y a sus familias, han protagonizado el desfile de moda más solidario del estío de Marbella.

Los improvisados modelos exhibieron creaciones de alta costura de moda infantil de la diseñadora Jelena Vassiljeva para la marca Mi Pequeña Nubecita.

Y lo hicieron ante estrellas de la moda y el espectáculo, como Eva Longoria, que en julio participó en Marbella en la X edición de la gala Global Gift junto a la empresaria y filántropa María Bravo, impulsora de la fundación con sede en el municipio; o la cantante Chenoa, embajadora del colectivo desde 2012.

A la muestra de los modelos de Mi Pequeña Nubecita -firma adherida a Málaga de Moda – Talento Original, una marca creada por la Diputación de Málaga para promocionar y dar visibilidad a creadores, artesanos, diseñadores y empresas vinculados al sector de la moda y las nuevas tecnologías- acudieron también los actores Manuel Rulfo, de la serie ‘The Lincoln Lawyer’; Alejandro Nones, que cuenta con un papel en ‘¿Quién mató a Sara?’; la actriz peruana Stephanie Cayo; o el luchador Ilia Topuria.

«Fue un desfile muy emotivo, donde tuvimos la ocasión de desfilar luciendo nuestros diseños. Gracias a Casa Ángeles, de María Bravo, por hacernos formar parte de vuestra gran familia. Gracias también a Málaga de Moda – Talento Original, por el trabajo que realizáis para todos los creadores de Málaga», señala la diseñadora de Mi Pequeña Nubecita, Jelena Vassiljeva.

La fundadora de Global Gift, María Bravo, se muestra «encantada de apoyar el desfile de la diseñadora Jelena Vassiljeva, de la marca Mi Pequeña Nubecita». «El talento de grandes creadores como ella tendría que ser conocido internacionalmente», agrega.

Tras el desfile de los menores del campamento inclusivo de Casa Ángeles, Longoria, que acudió a la cita con un vestido de Victoria Beckham, dejó la huella de su mano y su firma en un cuadro de bienvenida al centro multifuncional en el que, en años anteriores, han dejado su impronta artistas, actores y otras personalidades que han pasado por el recinto, que ocupa una superficie de unos 2.500 metros cuadrados.

El mismo día por la mañana, la actriz estadounidense dejó en el Ayuntamiento un beso de carmín rojo en el libro de honor del Marbella.