Voluntarios de Protección Civil, con el apoyo de la Policía Local y el servicio de socorrismo, reanimaron en la tarde del miércoles a una persona que entró en parada cardiaca en la playa de El Cable, una de las más populares de Marbella.

El puesto de socorro de la playa, ubicada junto al puerto pesquero de La Bajadilla, recibió minutos antes de las 19:00 horas el aviso de que una persona había sufrido una parada cardiaca.

Los voluntarios de Protección Civil se personaron en menos de dos minutos en el lugar de los hechos con un vehículo de intervención rápida, que está provisto con el material necesario para atender este tipo de urgencias.

De esta forma, comenzaron a practicar las maniobras de reanimación cardiopulmonar con la ayuda de un desfibrilador y, tras varias descargas, el paciente recuperó la respiración.

Posteriormente, el Servicio de Emergencias 061 lo trasladó a un hospital, según explicó ayer el delegado de Seguridad Ciudadana, José Eduardo Díaz.

Por otra parte, Protección Civil ha incrementado su flota de vehículos con una furgoneta de transporte de personal que cuenta con nueve plazas, un buggie para agilizar las intervenciones que realizan en las playas y dos motocicletas.

«Es importante la coordinación para que las respuestas rápidas sean eficaces, algo a lo que ayudan vehículos como el buggie. A la espera de que finalice la temporada estival, hay mucho trabajo, pero pocos accidentes graves», señaló el responsable del Servicio de Emergencias del Ayuntamiento, Jesús Eguía.