Agentes de la Policía Nacional han detenido en Marbella a un joven de 19 años por supuestamente amenazar a un repartidor de pizzas con una pistola y mofarse de él en un domicilio de la localidad. Según las pesquisas, el arrestado y la víctima se conocían.

Los hechos tuvieron lugar el pasado jueves, día 11 de agosto, sobre las 22.00 horas. Un repartidor de un restaurante de comida rápida acudió a una vivienda en una urbanización de Marbella, lugar donde fue recibido por dos chicos a los que resultó conocer -eran amigos de su exnovia-.

Nada más llegar el repartidor al domicilio, uno de los jóvenes allí presentes le amenazó con una pistola, llegando a apuntarle con la misma. Las amenazas vinieron acompañadas de las burlas de los dos chicos que le abrieron la puerta -el segundo de ellos, que no iba armado, le pagó el pedido bajo mofas-.

Los hechos fueron denunciados por el perjudicado en dependencias policiales. Según el denunciante, uno de los implicados le apuntó con un arma, sintiendo temor a que pudiera llevar a la práctica sus amenazas.

Tras las pesquisas correspondientes, los agentes localizaron y detuvieron al joven que amedrentó a la víctima con una pistola -un arma que resultó ser de aire comprimido-. Por tales hechos, la Policía detuvo al sospechoso, por su presunta implicación en un delito de amenazas graves, e identificó al otro joven que le acompañaba en la vivienda.