El Grupo Alfil ha iniciado el proceso para transformarse en una sociedad cotizada.

La compañía, fundada como empresa familiar en Marbella en 1952, sacará a cotización en el Euronext París su división de activos inmobiliarios destinados al alquiler, por lo que se convertirá en la primera sociedad local que cotizará en bolsa.

La división de activos inmobiliarios destinados al alquiler genera alrededor de 500 recibos mensuales y, según el Grupo Alfil, se ha mantenido en cifras similares durante los últimos años, lo que, apunta la compañía, transfiere solidez económica a la empresa.

«Esta transformación en sociedad cotizada sienta las bases para asegurar la continuidad de la empresa. Tras 70 años de trayectoria empresarial, la tercera generación ya se ha incorporado a los órganos de decisión del Grupo Alfil y esta transformación hará que la empresa trascienda a la familia aunque es voluntad del Grupo Alfil seguir siendo una empresa familiar», señala la sociedad en un comunicado.

La sede social del Grupo Alfil permanecerá en Marbella, aunque la mayor parte de sus activos se encuentre fuera del municipio.