IU denunció ayer la masiva ocupación que, según la coalición de izquierdas, hacen algunos establecimientos de hostelería de los espacios públicos del municipio de Marbella, especialmente en los periodos de mayor afluencia de turistas.

«Se ha incrementado la privatización del espacio público por parte de establecimientos de comida y bebida en las playas, con hamacas, mesas y diferentes mobiliarios», señaló la coordinadora de la asamblea local de IU, Victoria Morales.

Algunos espacios públicos, agregó, se han convertido «en una extensión del salón de casa y roban espacio para poder disfrutar de las playas como lo que son, espacios naturales públicos».

Morales criticó también la ocupación que, a través de mesas, sillas o parasoles, hacen los establecimientos de la plaza de Los Naranjos, uno de los principales atractivos del municipio.

«La privatización del espacio en la vía pública es una situación común en la que mesas y sillas y diferentes artilugios ocupan las calles, impidiendo en muchas ocasiones el paso de la población y en especial dotando de inaccesibilidad a la población en general y especialmente a las personas con movilidad reducida», lamentó.

Morales atribuyó el «colapso» de la ciudad a la ausencia de un proyecto de ciudad a largo plazo del Gobierno local.

«Marbella merece tener futuro, con medidas firmes de movilidad, de sostenibilidad, que concilien con el turismo, pero también que sea una ciudad amable y que pueda ser disfrutada por todos», apuntó.