El Ayuntamiento de Marbella ha habilitado 50 plazas de aparcamiento junto a los campos de rugby Bahia’ s Park y de entrenamiento, en el distrito de Las Chapas, en una parcela municipal de 4.300 metros cuadrados de superficie y ha mejorado el carril de acceso al complejo deportivo.

Las actuaciones para mejorar los alrededores de las instalaciones deportivas del Marbella Rugby Club, que cuenta con 400 deportistas federados y 350 niños en su cantera, han consistido en el desbroce de 2.215 metros cuadrados de superficie, la instalación de una nueva canalización eléctrica, la colocación de bordillos y la ejecución de isletas con césped artificial.

Para habilitar el aparcamiento se han depositado más de 780 metros cúbicos de zahorra para asentar el terreno y se han colocado bordillos a lo largo de 750 metros lineales.

Además, se han habilitado tres grandes farolas dirigidas hacia el sur para no deslumbrar a los vehículos que circulan por la autovía A-7 y se ha colocado una barrera en la entrada de un recinto deportivo habilitado en una parcela de 4.200 metros cuadrados de superficie y que cuenta con cinco torretas de iluminación tipo LED, de bajo consumo.

También se han plantado ejemplares arbóreos que, según el Ayuntamiento, son grandes sumideros de CO2, además de caracterizarse por tener un desarrollo más vigoroso y rápido; y se ha colocado una red entre los campos de rugby y el aparcamiento para evitar que los balones se pierdan o dañen a los vehículos que estén estacionados en la zona de aparcamientos.

Las actuaciones han contado con la autorización de Demarcación de Carreteras, que depende del Gobierno central, por afectar a una zona próxima a la autovía; y de la Confederación Hidrográfica del Sur, lo que ha permitido al Ayuntamiento intervenir en el arroyo Realejo, que discurre por las cercanías de la instalación deportiva.

Mejores equipamientos

La Junta Directiva del Marbella Rugby Club pidió el año pasado al Ayuntamiento que el equipo senior -que entonces estaba en la División de Honor B, categoría de plata nacional- pudiera acceder a instalaciones deportivas municipales de hierba natural o artificial ante el elevado número de horas de uso de su campo de juego.

El club pidió un campo completo para 60 deportistas, gimnasio, sala de rehabilitación o almacén para guardar el material de entrenamiento y un campo de juego homologado por la Federación Española de Rugby para disputar como local los partidos oficiales.

«El primer equipo senior es un embajador de la ciudad y debe proyectar una imagen acorde a Marbella», señaló.