La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, concurrirá a las elecciones municipales de mayo de 2023.

El PP local, partido del que también es presidenta, entiende que es la mejor baza de la formación para mantener un cargo que perdió entre 2015 y 2017 y renovar la mayoría absoluta que obtuvo en los comicios de 2019, a pesar de que su marido, el empresario sueco Lars Broberg, ha sido procesado por la Audiencia Nacional por los presuntos delitos de blanqueo de capitales a través de la compraventa de inmuebles de lujo y pertenencia a una organización criminal liderada por ciudadanos de Suecia que habría exportado grandes cantidades de marihuana y hachís desde España a los países nórdicos.

Su hijastro Joakim Broberg y un policía local que perteneció a la escolta de la regidora figuran también en un procedimiento que instruye el juez Manuel García Castellón y que vuelve a poner al municipio bajo la sombra de la corrupción urbanística.

El juez instructor considera que existen indicios de que Lars Broberg participó «activamente» en la supuesta organización criminal y cifra en 7,3 millones de euros la cuantía que padre e hijo habrían blanqueado mediante el uso de sociedades pantalla.

García Castellón ha impuesto al empresario sueco una fianza de 25 millones de euros y a Joakim, otra de 27 millones.

«No hay ningún motivo por el que cambiemos nuestra decisión ni la alcaldesa deje de ser la candidata. No hay valor más seguro que Ángeles Muñoz y es y será nuestra candidata. Ni la más mínima duda», ha señalado este lunes el concejal del PP, Félix Romero, tras ser preguntado por quién liderará la lista electoral de la formación.

«Desde 2007, ha sido la número 1 de la lista del PP y en todas las elecciones ha ganado», ha agregado.

El respaldo del PP local contrasta con la frialdad con la que el presidente de la Junta de Andalucía y del PP regional, Juanma Moreno, se ha pronunciado sobre la situación política de Muñoz a escasos meses de la cita con las urnas.

Preguntado el jueves si apoyaba a la regidora y también senadora, Moreno respondió que no tenía más información sobre el procedimiento a Broberg que la publicada por los medios de comunicación.  

El PSOE andaluz pide a Moreno que explique cuál será el futuro político de la regidora, mientras que IU califica de «insostenible» la situación en la que, en su opinión, se encuentra Muñoz tras la causa abierta contra su marido.

OSP considera que la regidora tendría que «despedirse del Ayuntamiento por ética moral e irse de forma elegante por respeto a los vecinos» y la agrupación local de Por Mi Pueblo aboga por «cortar de raíz este tipo de situaciones».