El juez de la Audiencia Nacional que investiga una supuesta organización liderada por ciudadanos de nacionalidad sueca que habría exportado grandes cantidades de marihuana y hachís desde España a países nórdicos y en la que están procesados el marido de la alcaldesa y senadora, Ángeles Muñoz, el empresario Lars Broberg; su hijastro Joakim Broberg; y un agente de la Policía Local que formó parte del servicio de escolta de la regidora rechazó ayer que el PSOE se personara en la causa.

El juez señala en un auto de tres páginas de extensión con fecha de 21 de noviembre, al que ha tenido acceso La Opinión de Málaga, que el portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Marbella, José Bernal, quiere personarse «en un momento en el que ya se ha dictado el auto de procesamiento, que ha trascendido a los medios, pero no precisa por qué hechos pretende personarse».

El magistrado añade en el escrito que en la descripción de los hechos en el auto de procesamiento «no se menciona a ningún cargo público que por acción u omisión pudiera tener relación con los delitos mencionados».

«No se menciona tampoco la existencia de ningún destino irregular de los fondos públicos. Tampoco se afirma en dichos hechos que el Ayuntamiento de Marbella haya sido utilizado para la realización de un posible blanqueo de capitales», recoge el auto.

Para el magistrado, procede la inadmisión de la personación de Bernal como acusación popular «por tratarse de hechos ajenos al procedimiento actual» y señala que el edil «puede formular denuncia ante las autoridades competentes, fuera de este procedimiento, si tiene conocimiento de alguna irregularidad que pudiera constituir una conducta delictiva».

Fuentes del PSOE avanzaron ayer que recurrirán la decisión del juez al entender que existen vínculos entre la supuesta organización criminal y la gestión del Ayuntamiento.

El auto del juez se produce el mismo día en el que terminaron las declaraciones indagatorias de los procesados en la causa.

Tras la comparecencia el jueves de Joakim Broberg, el lunes comparecieron ante el juez de la Audiencia Nacional, a través de comunicaciones telemáticas desde los juzgados de Marbella, el exescolta de la regidora, acusado de facilitar a la supuesta trama información restringida; y un empresario sueco del que el magistrado sospecha que ha sido el hombre de confianza del hijastro de la alcaldesa y cuya empresa habría servido para blanquear dinero procedente de la venta de droga.

El marido de Ángeles Muñoz, de 80 años de edad, no ha prestado declaración indagatoria porque el juez ha paralizado su causa debido a su estado de salud.