El Gobierno andaluz vivió ayer su primer rifirrafe parlamentario a cuenta de la alcaldesa de Marbella y senadora, Ángeles Muñoz, y la adjudicación de contratos a sociedades con la participación accionarial de su marido, el empresario sueco Lars Broberg, procesado por la Audiencia Nacional por presuntos delitos de blanqueo de capitales y pertenencia a una red de narcotraficantes que exportaba grandes cantidades de droga desde España a países nórdicos.

El consejero de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa, Antonio Sanz, afrontó en el Pleno del Parlamento una pregunta del PSOE sobre blanqueo de capitales.

El parlamentario socialista José Aurelio Aguilar cuestionó al Gobierno andaluz «qué hace para generar expectativas en el cabecilla de una trama», en alusión al hijastro de la alcaldesa Joakim Broberg, que en un audio afirmó que «tenemos toda la jodida Andalucía».

El parlamentario socialista apuntó que «Marbella vuelve a vincularse con la corrupción de la mano del PP», a partir de lo cual «el hedor de Marbella empieza a llegar a Sevilla».

Antonio Sanz respondió que «hay que tener desahogo para venir aquí y hacer esta pregunta en estos momentos». «Sólo saben hacer política a la antigua», agregó Sanz, al tiempo que esgrimió que «el Gobierno de Andalucía no tiene un solo imputado».

«Salgan del fango político», reclamó el consejero de la Presidencia, que respondió al PSOE que «le han pinchado la pregunta, se ha quedado sin pregunta», en referencia al auto de la Audiencia Nacional y su conclusión de que «ni la alcaldesa ni el Ayuntamiento tienen nada», en palabras de Sanz sobre ese pronunciamiento judicial.

El consejero de la Presidencia planteó al Grupo Socialista «por qué no ha venido a pedir perdón por el robo de los 800 millones de los ERE», caso del que señaló que en la pieza sobre el procedimiento de adjudicación de las ayudas suma «60 años de cárcel y 113 años de inhabilitación».

Silencio del PP andaluz

José Aurelio Aguilar preguntó por «las ocultas razones» que pudieran explicar «el silencio» del PP andaluz sobre la alcaldesa de Marbella ante «las extemporáneas actualizaciones de bienes» de la regidora y senadora. «Parte de los fondos de la Junta acaban en una empresa dedicada presuntamente al blanqueo de capitales», señaló.

Ante la referencia del consejero de la Presidencia de que la Junta de Andalucía no tiene competencias en blanqueo de capitales», Aguilar indicó que «todas las administraciones tienen competencias».

«Marbella no merece esto, volver otra vez a esto. Después de Gil parecía que habíamos aprendido. La televisión sueca ha dado más información que Canal Sur», agregó.